El patrimonio inmaterial, del peligro a una oportunidad gracias a las nuevas tecnologías

Zamora acoge unas jornadas sobre creadores, protagonistas y portadores de este sector

Unas jornadas sobre creadores, protagonistas y portadores del patrimonio cultural inmaterial analizan la conservación de ese bien cultural intangible y cómo las nuevas tecnologías pueden pasar de ser un peligro a convertirse en una oportunidad para ello.

Las jornadas, que ham sido inauguradas por el viceconsejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Raúl Fernández Sobrino en el Museo Etnográfico de Castilla y León (Mecyl), con sede en Zamora, se inscriben en un proyecto transfronterizo que busca documentar el patrimonio etnológico.

Fernández Sobrino ha enmarcado la celebración de estas jornadas en el deseo de su Consejería de que la cultura continúe y hacer para ello todo lo posible para mantener la actividad cultural en el Comunidad.

Por su parte, el director general de Patrimonio Cultural del Gobierno regional, Gumersindo Bueno, ha señalado que la revolución tecnológica ha afectado “gravemente” al patrimonio inmaterial, por lo que en el momento actual existe una necesidad de documentarlo y transmitirlo a las nuevas generaciones.

Pese a que los nuevos estilos de vida condicionados por las nuevas tecnologías suponen “un peligro” porque hacen “olvidar las costumbres y tradiciones”, pueden ser a la vez “una oportunidad” para la transmisión y potenciación de ese patrimonio cultural inmaterial, ha sostenido el responsable de Patrimonio Cultural de la Junta.

Las jornadas, que se prolongan durante este jueves y este viernes, reúnen a una veintena de ponentes y una treintena de asistentes a las conferencias entre los que figuran etnógrafos, antropólogos y transmisores del patrimonio cultural inmaterial.

Todas las charlas de las jornadas son retransmitidas en directo por Internet para que tengan una mayor difusión y suplir las restricciones de aforo del salón de actos del Mecyl.

La trashumancia en el siglo XXI, la recuperación de las mascaradas en la provincia de Ávila, los albaceas del patrimonio cultural inmaterial en el medio rural salmantino o la filigrana en la joyería artesanal son algunas de las ponencias incluidas en las jornadas.

Del mismo modo, se analiza el papel de la mujer como sostén del patrimonio, la cultura y las tradiciones en el mundo rural, la preservación del patrimonio cultural inmaterial que hace el Mecyl o la labor de revitalización de ese patrimonio que ha realizado la asociación etnográfica Bajo Duero en Zamora.

Con esas conferencias se pretende mostrar un conjunto de experiencias de diferentes ámbitos para mostrar la diversidad del legado que constituye el patrimonio cultural inmaterial.