El Ayuntamiento de Salamanca cumple o sitúa en vías de cumplimiento el 94,5% de las medidas del pacto para la reactivación

Un total de 44 de ellas ya se han puesto en marcha a lo largo de estos cuatro meses

El Ayuntamiento de Salamanca, que preside Carlos García Carbayo, anunció que el 94,5 por ciento de las medidas contempladas en el acuerdo municipal para la reactivación económica y la protección de las personas frente a la crisis del coronavirus, rubricado por todas las fuerzas políticas representadas en el Consistorio a finales del pasado mes de mayo, están cumplidas o en vías de cumplimiento.

Así se desprende del análisis de las 54 propuestas del citado convenio, que fueron estudiadas por la Comisión de Seguimiento del Pacto, en una reunión que estuvo presidida por el alcalde, y a la que asistieron los portavoces de todos los grupos municipales.

En concreto, del total de medidas, 44 ya se pusieron en marcha a lo largo de los cuatro meses que transcurrieron desde la firma del acuerdo, mientras que otras nueve se cumplirán en un breve período de tiempo y tres están aún pendientes de ejecución, informó el Ayuntamiento de Salamanca.

Entre las primeras, ya cumplidas, se sitúan la reducción del plazo de pago a proveedores, que se sitúa más de dos días por debajo de lo que marca el acuerdo, además de la ampliación provisional de espacios para la instalación de terrazas, la práctica suspensión de la tasa de ocupación de la vía pública o el incremento del importe destinado a ayudas para la rehabilitación de viviendas, que se duplicó con respecto a 2019 hasta alcanzar los dos millones de euros.

También se cumplió con el lanzamiento de una campaña de apoyo al comercio local, el incremento de ayudas para la adquisición del material escolar, la priorización de los artistas locales en la contratación para la programación cultural local, el incremento de las ayudas de alquiler, la agilización de las obras de viviendas para alquiler social, el refuerzo del programa de ludotecas infantiles, la contratación de desempleados para los servicios municipales, y el aumento, hasta en un 22 por ciento, del presupuesto destinado a personas en riesgo de exclusión social.

Por último, también se completó el cumplimiento de la consolidación de los programas de fomento, atracción y retención del talento que se amplió a los estudiantes de Formación Profesional, la creación de paquetes turísticos, el apoyo a las escuelas de español, el fomento de la práctica deportiva desde casa, el desarrollo de campañas de prevención de la violencia de género, y la priorización de acciones para la lucha contra el coronavirus en el marco de las ayudas a la cooperación y al desarrollo.

En vías de cumplimiento

En cuanto a las nueve medidas en vías de cumplimiento, se encuentran entre ellas aquellas de carácter fiscal que verán la luz con la aprobación de los presupuestos municipales para 2021, como la flexibilización del pago de tributos a los contribuyentes con dificultades económicas o la introducción de una bonificación del 25 por ciento en la cuota del IAE.

También en vías de cumplimiento está el desarrollo de suelo industrial en el sector de Peña Alta, mientras que pendientes de ejecución están la creación de paquetes para la atracción de turismo familiar, la promoción de la entrada conjunta a diferentes museos y espacios patrimoniales de la ciudad, y el establecimiento de una línea de ayudas a la organización de congresos.

Nuevas medidas

La reunión entre todos los grupos municipales también sirvió para acordar seis nuevas líneas de ayuda de las que cuatro se corresponden con medidas ya cumplidas pero que se pretenden ampliar para llegar a un mayor número de beneficiarios, y otras dos se corresponden con medidas completamente nuevas.

Así, se ampliará a operaciones procedentes de otras líneas de financiación la bonificación de intereses y comisiones, hasta ahora reservada para los beneficiarios de los créditos ICO COVID-19, ampliando el periodo subvencionable a dos años. Se eliminará además el requisito de tener concedido un crédito ICO o Iberaval para acceder a las ayudas de transformación digital y para el relanzamiento de un proyecto empresarial.

En cuanto a las ayudas sociales a personas y familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad como consecuencia de la crisis del coronavirus, se cambiará el límite del número de propiedades por un límite de su valor catastral, se incorporarán mejoras para agilizar su tramitación y se involucrará a las parroquias y a la Gerencia de Servicios Sociales para la difusión de la información sobre estas ayudas.

Finalmente, como líneas de nueva incorporación, se acordó establecer una ayuda de conciliación para la contratación de cuidadores en familias con personas con discapacidad o en situación de dependencia, y se creará una nueva línea de apoyo a la financiación para organizaciones sociales, a través de la que se bonificarán intereses y comisiones de apertura de operaciones a las que se hayan acogido para obtener liquidez.