En Castilla y León se respira buen aire

Ávila debate en un congreso europeo sobre las medidas para reducir la contaminación

De la mano de la Diputación de Ávila, la localidad abulense de Arenas de San Pedro acoge entre ayer y hoy el I Congreso Europeo de Calidad del Aire, que se desarrolla de forma virtual por la pandemia, y en el que se debate sobre las medidas que hay que poner en marcha en todos los sectores para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Especialmente en materia de transporte, industria y agricultura y ganadería, con el objetivo de contribuir en la lucha contra el cambio climático.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, era el encargado de inaugurar este foro a través de una videoconferencia, en la que explicaba algunas de las medidas de la Estrategia para la Mejora de la Calidad del Aire en castilla y León, aprobada este año y que se prolongará durante la próxima década, y que pasan por mejorar la comunicación e información a la población, por fomentar el ahorro y el uso de las energías renovables. También por la adquisición de buenos hábitos energéticos entre instituciones, edificios administrativos, comercio y empresas y entre la población en general; o por la progresiva retirada de combustibles no renovables, así como la implantación de sistemas de generación de energía por procedimientos de biodigestión y otros renovables de bajo impacto ambiental.

Durante su intervención, Suárez-Quiñones se mostraba convencido de que esta estrategia será positiva para la Comunidad y contribuirá a reducir la contaminación atmosférica, aunque ponía en valor que en Castilla y León ya se respira un aire «muy bueno» y depende en qué lugares, incluso «excelente», según se recoge en eInforme Anual de Calidad del Aire del pasado año.

El consejero ponía en valor que durante los últimos doce años no se han superado los valores límite de protección a la salud establecidos por la Unión Europea.

También participaba en esta primera jornada Ángeles Armisén, presidenta de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) quien aseguraba que este buen aire que se respira en la Comunidad, y especialmente en los pueblos, es «una gran oportunidad» para el medio rural, « si se apuesta también por la conectividad para medir la calidad del aire», decía.