La Universidad de Salamanca expulsa a 36 alumnos por incumplir medidas sanitarias

El rector de la USAL, Ricardo Rivero, ve más contagios fuera del campus que dentro de las aulas

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero, ha dirigido este viernes un mensaje de tranquilidad a la comunidad educativa al comprobarse que “apenas hay transmisión” del coronavirus dentro de las aulas, sino que se produce “fuera del campus”.

Un anuncio lo ha hecho antes de participar en un acto sobre la digitalización de la educación y después de que la Usal haya expulsado, de forma cautelar, a treinta y seis estudiantes que participaban en las novatadas de un colegio mayor sin cumplir con las medidas sanitarias adoptadas para luchar contra la Covid-19.

La vicerrectora de Estudiantes, Celia Aramburi, realizaba un llamamiento a las residencias privadas de la ciudad para que actúen con contundencia ante comportamientos incívicos que se produzcan en sus centros por parte de los estudiantes.

Rivero ha insistido en que este es el momento “para la responsabilidad de todos”, en el que todos deben “velar por la educación y la salud de las personas”.

A preguntas de los periodistas al conocerse que la Facultad de Farmacia de la Usal había suspendido la actividad lectiva de todo el tercer curso, tras confirmarse el positivo de un alumno, el rector ha recordado que el criterio que debe seguirse es “un positivo contagiado fuera del aula no es justificación suficiente para el cierre de una línea educativa”.

“La educación es un derecho fundamental y si se produce un número mayor dentro de una titulación, los epidemiólogos tienen que analizar las circunstancias de ese grado”, ha agregado.

Pero, por encima de todo, el rector ha asegurado: “apenas hay transmisión en el aula, por lo que es un mensaje de serenidad para comunidad educativa”, y ha recordado que “si se detectan incumplimientos se va a reaccionar de manera rápida y eficaz, con responsabilidad”.