Valladolid cuenta ya con su primera gasinera

Su alcalde, Óscar Puente, destaca el compromiso del Ayuntamiento con el Medio Ambiente

El Ayuntamiento de Valladolid ha presentado la nueva gasinera, que prestará servicio, en las instalaciones de Auvasa, a los nuevos autobuses de transporte urbano y a vehículos del Servicio de Limpieza, dentro del plan a cinco años para la incorporación del Gas Natural Comprimido (GNC) como combustible en vehículos de la flota del Ayuntamiento de Valladolid.

El alcalde, Óscar Puente, ha inaugurado las instalaciones junto a Luis Vélez (concejal de Movilidad y Espacio Urbano), Alberto Palomino (concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana), María Sánchez (concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, y los directivos de las empresas que participan en este proyecto energético.

Un plan de renovación estratégica en dos servicios clave del Ayuntamiento, como son la recogida y traslado de residuos de procedencia doméstica y el transporte colectivo urbano de viajeros, en base a las mejoras medioambientales y económicas que supone la utilización del GNC como combustible base para la renovación de las flotas de vehículos de los citados servicios municipales.

“La contaminación en las grandes ciudades obliga a buscar alternativas a los vehículos diésel y el gas natural es una respuesta para ello, tanto desde el punto de vista técnico como económico. En ese sentido, el equipo de gobierno que presido está firmemente convencido de que debemos avanzar en la protección del medio ambiente en Valladolid. Y hoy damos un paso más en ese camino para conseguir una ciudad más saludable y sostenible, y lo hacemos al incorporar esta Estación de Gas Natural Comprimido, porque las tecnologías de transporte basadas en gas natural han demostrado que son más eficientes que el gasoil al generar menos emisiones", ha señalado en su presentación Puente.

La previsión de este plan de renovación de vehículos es la incorporación de, al menos, veinte camiones de GNC para el Servicio Municipal de Limpieza y treinta autobuses de transporte colectivo urbano por parte de Auvasa, con una inversión total prevista en vehículos de unos 15,5 millones de euros.

La nueva infraestructura se compone por: reciente acometida de gas natural, ERM, dos compresores con posibilidad de aumentar en uno más, instalaciones mecánicas y eléctricas asociadas, almacenamiento auxiliar, 3 equipos de repostado (surtidores) con opción de ampliación, así como la adecuación de las cocheras y talleres existentes.

La carga de vehículos se completará a 200 bar de presión a una temperatura media de 15º. La gestión del suministro será 100% teledirigida, reduciendo costes de operación y aumentando el control de la maniobra del repostado y su seguimiento operacional. Además, la instalación cuenta con videovigilancia.