La Junta envía al Gobierno un documento para activar la economía de Castilla y León

Se reclaman propuestas para promover la cohesión social y territorial y mitigar el impacto de la crisis además de apoyar las transiciones verde y digital

Un documento de propuestas estratégicas para Castilla y León con el objetivo de abordar los grandes retos y desafíos frente a la crisis económica causada por la pandemia de la Covid-19. Es lo que acaba de remitir la Junta al Gobierno de España para su aplicación.

En él se desgranan distintos objetivos a desarrollar en los próximos meses como aprovechar al máximo los nuevos recursos que va a poner en marcha la Unión Europea y que sea tenido en cuenta en el “Plan de recuperación, transformación y resiliencia de la economía” que el Gobierno de España remitirá a la Unión Europea; en segundo lugar, reforzar la colaboración con comunidades autónomas con intereses comunes, entre ellas aquellas con desafíos demográficos, para defender las mismas líneas estratégicas; y, en tercer lugar, favorecer la presentación de proyectos para impulsar un nuevo desarrollo económico y social de la Comunidad.

Hay que recodar que el pasado 10 de septiembre, la Junta constituía una Oficina de Coordinación de Fondos de la Unión Europea, con el objetivo de conseguir el máximo aprovechamiento de cada uno de los fondos e instrumentos financieros europeos para la recuperación económica y social de la Comunidad.

El documento es coherente con la posición mantenida por la Junta, sobre la necesidad de que ha de haber una participación de las Comunidades Autónomas y las corporaciones locales en los fondos, tanto en su definición como en su posterior gestión y ejecución. Además, la Administración Regional considera que es necesaria una distribución de los fondos entre las Comunidades Autónomas con criterios objetivos y anterior a la presentación de los proyectos.

Las propuestas estratégicas persiguen objetivos comunes de la UE como los promover la cohesión económica, social y territorial de la Unión Europea en el marco del reto demográfico; fortalecer la capacidad de recuperación económica y social; mitigar el impacto social y económico de la crisis; o apoyar las transiciones verde y digital.

Para ello se hace imprescindible invertir en empleo y talento; transformar el medio rural desde la transición ecológica, digitalización e innovación; fortalecer y modernizar el sistema sanitario; priorizar un ecosistema de innovación digital y ciberseguridad; activar la transición a una economía circular desde la sostenibilidad o desarrollar el conocimiento a través de una educación de calidad además de mejores actuaciones para el aprovechamiento social y económico de los recursos culturales y naturales.

Fondos Next Generation

El pasado mes de julio, el Consejo Europeo alcanzó un acuerdo sobre el paquete de recuperación y el presupuesto de 2021-2027, que contribuirá a la reconstrucción de la UE después de la pandemia y apoyará la inversión en las transiciones ecológica y digital. La UE ha alcanzado un acuerdo de más de 1,82 billones de euros, que abarca el marco financiero plurianual (MFP) y medidas extraordinarias de recuperación en el marco del instrumento Next Generation EU.

Los fondos Next Generation EU son un mecanismo financiero específico para hacer frente a los desafíos planteados por la pandemia COVID-19, de carácter temporal y de emergencia para para ayudar a reparar los daños económicos y sociales inmediatos provocados por el coronavirus. Con fondos por importe de 750.000 millones de euros, de los cuales podrían corresponderle a España 140.000 millones de euros a tres años, si bien se permitirá su ejecución hasta 2026, tanto en préstamos como en ayuda financiera no reembolsable.

El destino de estos fondos se distribuye en el 37 por ciento para transición ecológica, el 20 por ciento para digitalización de la economía y el 43 por ciento restante está dirigido a impulsar la cohesión económica y social, mejorar la capacidad de recuperación económica y a mitigar el impacto económico y social de la crisis.