Río Duero Soria rechaza jugar con mascarilla y pide a la Junta que rectifique

El presidente del club, Alfredo Cabrerizo, ha considerado que puede incluso generar situaciones de riesgo

El Río Duero Soria, de la máxima categoría de voleibol en España, ha rechazado este lunes la obligación de jugar con mascarilla en Castilla y León, aprobada por el Gobierno autonómico dentro del Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid19, y que entró en vigor el pasado sábado.

El club soriano ha mostrado su “absoluta preocupación y rechazo” por la norma aprobada por el Gobierno autonómico, aunque ha reconocido que este fin de semana los clubes de balonmano de la Comunidad que han jugado en casa lo han hecho usando las mascarillas y el resultado, a su juicio, exige “una rápida rectificación legislativa”.

De hecho, según Río Duero, las imágenes del encuentro de ASOBAL entre Ademar de León y Sinfín de Cantabria, han mostrado en los principales medios de comunicación nacionales que perjudica de forma notable la práctica deportiva, según han manifestado los propios jugadores de balonmano.

“Además su uso carece de eficacia ya que, tanto en la búsqueda de aire fresco como en los movimientos necesarios del juego era difícil encontrar jugadores que tuvieran la mascarilla bien puesta”, han apuntado.

En el caso del voleibol, el presidente del Río Duero Soria, Alfredo Cabrerizo, ha considerado que puede incluso generar situaciones de riesgo, ya que se trata de un deporte explosivo, especialmente en el movimiento del ataque de la pelota, que hará prácticamente imposible que la mascarilla no se mueva.

“Si una mascarilla perjudica la visibilidad del jugador, en un momento que esté en el aire, probablemente se produzcan situaciones de verdadero peligro”, ha advertido.

Por otro lado, el presidente de Río Duero Soria también se ha unido a las voces que demandan estudios científicos rigurosos que evalúen los riesgos que el uso de la mascarilla pueda conllevar en el caso de los deportistas durante esfuerzos intensos.

Sin perder la perspectiva de la seguridad sanitaria de los deportistas, que es la principal cuestión a tener en cuenta, el Río Duero Soria ha recordado el buen desarrollo de la primera jornada de Superliga en el pabellón de Los Pajaritos, en Soria, y ha puesto sobre la mesa una cuestión que también debe ser tenida en cuenta, como es la ruptura de la igualdad de condiciones entre equipos en una misma competición nacional.

En estos momentos, Los Pajaritos sería la única cancha de la Superliga masculina en la que sería obligatorio jugar con mascarilla para los equipos.

El club soriano solo espera que la Administración regional subsane “el error” lo antes posible y opte por tener en cuenta a los colectivos deportivos de la Comunidad, que trabajan por fomentar los hábitos saludables en la sociedad, que también son fundamentales para la salud, al igual que suponen un importante sector económico en la región.