Salamanca confinada desde este sábado por el aumento de los contagios

El alcalde Carlos García Carbayo exige a los salmantinos cumplir restricciones, sobre todo a jóvenes

Los 144.000 salmantinos tendrán un confinamiento perimetral y medidas restrictivas de aforos sociales y culturales desde el sábado y durante catorce días tras incrementarse la incidencia y presentar una tasa de 504,06 por 100.000. Así lo anunció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Se trata de la tercera de las nueve capitales de provincia de Castilla y León con confinamiento perimetral y mayores medidas restrictivas, que en este momento afectan a León y Palencia, y no afectará a la actividad presencial en las universidades de esa capital, ya que los contagios por las malas prácticas de algunos jóvenes son por conductas fuera del ámbito académico.

Con el confinamiento de Salamanca son nueve los municipios con movilidad limitada, de la que sólo se salva Medina del Campo, en Valladolid, que tiene medidas restrictivas, y en total son más de 441.000 los vecinos de la Comunidad confinados, el 18,3 por ciento del total de la Autonomía. Están confinados además Miranda de Ebro, en Burgos, San Andrés de Rabanedo, en el alfoz de la capital leonesa, y en Valladolid las localidades de Íscar, Pedrajas, y San Pedro Latarce.

Ante esta situación el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, reclamó a los salmantinos “cumplir con las medidas restrictivas” impuestas por la Junta de Castilla y León y, en especial, ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que “limiten el número de personas en las reuniones de los pisos”. En declaraciones a los periodistas, aseguró que desde el Ayuntamiento “se seguirá colaborando” con las administraciones “para erradicar el coronavirus” porque “hay pocos ayuntamientos más colaboradores”.

Asimismo, recordó que en las últimas semanas se ha producido en Salamanca “un crecimiento imparable” por lo que ayer miércoles ya fue advertido de las nuevas restricciones: “nos espera lo que a León y a Palencia”, informa Efe.

Por ello, solicitó a los salmantinos el cumplimiento de estas medidas y, para los más jóvenes, ha vuelto a incidir en reclamarles que “se limite el número de personas en las reuniones y fiestas en los pisos”, además de avanzar que se llevará a cabo una campaña dirigida a los jóvenes entre 15 y 29 años por ser una de las franjas de edad más afectada.

En este sentido, García Carbayo advirtió de que habrá que “valorar opciones de restricciones como las reuniones en los pisos”, aunque ha lanzado un mensaje de esperanza, al afirmar que “la buena noticia es que la situación hospitalaria es más o menos tranquila”. “Tiene que ser un llamamiento al cumplimiento de las normas y las fundamentales se repiten: uso mascarilla, distancia física e higiene de manos. Es nuestra responsabilidad cumplirlas, se nos sugiere que nos relacionemos con nuestro ámbito de convivencia porque lo demás es aumentar las posibilidades de contagio”, añadió.

Medidas preventivas

Se restringe la entrada y salida de personas salvo en los desplazamientos justificados por asistencia sanitaria, laboral, profesional, empresarial o legal, asistencia a centros educativos, retorno a la residencia habitual, cuidado de mayores y vulnerables, ir al banco o al notario, entre otras actividades.

Se permite moverse dentro de los municipios pero respetando las medidas de protección individual y colectiva si bien “se desaconseja los desplazamientos y actividades no imprescindibles”.

Y las reuniones familiares se limitan a un máximo de seis personas, tanto en lugares públicos como privados, una medida que se va a aplicar desde mañana en toda Castilla y León.

Se suspenden las visitas a las residencias de mayores salvo por circunstancias de humanización o situaciones de final de vida; y las salidas salvo para ir al médico o por fuerza mayor.

En cuanto a aforos, en los velatorios el máximo es de quince personas, lo mismo que en los funerales; en lugares de culto un tercio del aforo con distancia de metro y medio y mascarilla; en hostelería el aforo se limita al 50 por ciento y no se puede consumir en barra, otra de las medidas que se ha extendido a toda la Comunidad aunque no haya confinamiento perimetral, con un máximo de seis personas por mesa.

El horario de admisión de clientes es hasta las diez de la noche y el cierre una hora después como máximo salvo para entrega de comida a domicilio. Los aforos en instalaciones deportivas son del 50 por ciento en espacios internos y del 60 en externos; y también se limita a la mitad el aforo de academias, autoescuelas y centros privados de enseñanzas no regladas.