Fernández Mañueco confía en que las medidas restrictivas impulsadas den resultados “en pocos días”

El presidente de Castilla y León asegura, en el programa “Espejo Público” de Antena 3, que las “dolorosas” iniciativas se hacen pensando “en las personas mayores y en la salud de las familias”

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, confió en que las medidas restrictivas adoptadas por la Junta, no solo los confinamientos perimetrales de las capitales, sino también las limitaciones en reuniones a seis personas o la prohibición de fumar en terrazas arrojen unos resultados positivos “dentro de unos días”.

Además pidió, en el programa “Espejo Público” de Antena 3, dirigido por Susana Griso, “tranquilidad” a la hora de avanzar nuevas medidas, como el posible confinamiento de la ciudad de Burgos crece al ritmo que lo está haciendo, y apostó por “dejar que los expertos hagan su trabajo” en función de la evolución que se registre. “Hemos adoptado medidas, tardan días en verse los resultados positivos”.

Dado que las relaciones sociales son “típicas” de una sociedad como la española y también en Castilla y León, Fernández Mañueco recomendó ser “extremadamente cuidadosos” porque calificó de “doloroso” tener que tomar iniciativas como las que entran en vigor esta medianoche en Salamanca, aunque insistió en que se hace “pensando en las personas mayores”. “En las familias y en que solo desde la protección de la vida y la salud podemos apostar por la recuperación económica”, añadió.

El jefe del Ejecutivo autonómico reconoció que en los últimos días la evolución en Castilla y León ha sido “poco positiva” por lo que defendió la adopción de medidas y “que la ciencia vaya unida a la política para tomar las decisiones más adecuadas”. Como ya ha hecho la Comunidad con anterioridad, el presidente de Castilla y León reclamó “criterios comunes” y exigió “unidad” porque “el virus no entiende de colores políticos, ni administrativos ni de fronteras”, aunque estimó que la responsabilidad de motivar esa coordinación corresponde al Gobierno de Pedro Sánchez.

Tras defender la importancia del asesoramiento por parte de los expertos como en Castilla y León, Fernández Mañueco recordó las informaciones de hace unos meses que “sacaban los colores al Gobierno” y estimó que es fundamental “que se conozca a los expertos que asesoran a los gobiernos” y se les consulte y den aportaciones. “En Castilla y León hemos apostado desde el minuto uno por la unidad de la ciencia y la política para tomar decisiones”, explicó.

Por todo ello, el presidente reiteró la necesidad de llevar a cabo una evaluación externa, como viene pidiendo la Junta desde hace semanas “para que nos diga dónde hemos fallado” y así “aprender de nuestros errores, y cuanto antes mejor”. Y es que incidió en que es necesario adoptar “medidas pactadas entre todos y que se aleje la confrontación política” ya que “no hay un manual de instrucciones sobre cómo pelear contra el virus”.

Sobre si considera necesario declarar el toque de queda en España, como se ha decidido en Francia, el jefe del Ejecutivo autonómico estimó que se trata de una situación que tiene que adoptar el Gobierno central, aunque puntualizó que “tendría sentido si es para toda la nación o gran parte de la nación española”, aunque consideró que “ahora no se dan las circunstancias para una medida de estas características”.

Instrumento jurídico

Sobre el mejor mecanismo para la determinación de los confinamientos en una ciudad, Fernández Mañueco consideró que se trata de un asunto en el que “hay una gran confusión jurídica”. Aunque desde Castilla y León se ha pedido desde el final del estado de alarma “un instrumento jurídico intermedio” entre la “excepcionalidad” del estado de alarma y la situación que se tenía, lamentó que no se avanzara al respecto. “Es imprescindible para ser más ágiles a la hora de tomar decisiones y adoptar criterios comunes”, señaló.

En cuanto al enfrentamiento político entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno ce Sánchez, recordó que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, avisó que cumpliría las medidas y en relación a sus palabras de ayer en las que decía que el cierre de Madrid se había producido a punta de pistola por parte del Ejecutivo central, Fernández Mañueco defendió que “es una expresión hecha”.

“Tenemos que llamar a la vía del diálogo y el entendimiento”, defendió el presidente de Castilla y León, quien insistió en la necesidad de llegar a un “consenso y unanimidad” que resultan “imprescindibles” en momentos como los actuales.

Además tuvo palabras de elogió para la actuación de los últimos meses del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, cuando la Junta estableció medidas restrictivas en la capital vallisoletana, ya que su actitud “ha sido de colaboración y de diálogo”, además de que se felicitó de que la Policía Local está colaborando “de forma eficaz” con el Gobierno autonómico.