Salamanca da aire al pequeño comercio, la hostelería y a las familias

El Ayuntamiento de la capital salmantina congela impuestos, prorroga las reducciones a las terrazas de bares y restaurantes y al Rastro e incluye nuevas bonificaciones fiscales para 2021

Salamanca no lo está pasando bien. El virus está atacando con fuerza a esta capital, especialmente en las últimas semanas, lo que ha obligado a la Junta a cerrar a cal y canto la ciudad e impedir la entrada o salida de la ciudad salvo causas justificadas o de fuerza mayor, además de otras medidas de restricción, como limitación de aforos en lugares cerrados y al aire libre. Una medida que entra en vigor este sábado a partir de las doce y un minuto de esta madrugada, y que supone un nuevo jarro de agua fría en lo económico además de en lo moral para una capital que vive del turismo principalmente y de la vida universitaria, por lo que esta medida hará un daño especial al sector Servicios, como son los pequeños comercios y la hostelería.

Ante esta tesitura, el Ayuntamiento de Salamanca intenta aportar su granito de arena para que los bolsillos de su vecinos se resientan lo menos posible y ha decidido congelar los impuestos, prorrogar las reducciones a terrazas y al Rastro y anuncia la incorporación de nuevas bonificaciones para 2021, unas medidas que ha presentado este viernes el concejal de Hacienda y Régimen Interior, Fernando Rodríguez, como parte del acuerdo político municipal para la reactivación económica, y que se debatirán en un pleno extraordinario previsto para la semana que viene, concretamente para el viernes 23 de octubre.

La congelación de impuestos se extiende a todos los tributos, precios públicos y tarifas municipales para el próximo año, salvo la “necesaria” adaptación de algunas tarifas “a la evolución de los precios por exigencias contractuales, como en los casos de el Pabellón Multiusos, la Ciudad Deportiva de La Aldehuela y las piscinas municipales, según explicaba el edil.

El proyecto de Ordenanzas Fiscales contempla la prórroga de la práctica supresión de la tasa por ocupación de la vía pública para terrazas y vendedores del Rastro, que se redujo en un 99 por ciento como medida de apoyo a estos sectores económicos en el marco del acuerdo suscrito por todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Salamanca en el mes de mayo para la reactivación económica y la protección social.

“Cumplimos con los compromisos recogidos en el pacto de gobierno entre el PP y Ciudadanos en el que se contempla la voluntad de no subir impuestos durante este mandato y damos respuesta a las medidas contempladas en dicho acuerdo para la gobernabilidad de la ciudad", destacaba Fernando Rodríguez, quien avanzaba que este proyecto también incorpora una bonificación para 2021 de la cuota del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para las empresas que hayan aumentado la plantilla de trabajadores indefinidos en 2020, como medida de estímulo a la creación de empleo en la ciudad.

Finalmente, cabe señalar la prórroga del régimen especial de fraccionamientos y los aplazamientos de pago establecido en 2020, de 12 a seis meses, sin intereses y sin garantía de deudas inferiores a los 30.000 euros, que se incluyen en este paquete de medidas.