Burgos, cuarta capital de Castilla y León confinada

Las medidas tendrán lugar a partir de la medianoche del miércoles

Ya se puede pasear o hacer deporte respetando horario y distancia
Deportistas y paseantes en un parque burgalésSanti OteroEFE

A partir de la madrugada del miércoles, Burgos quedará confinada. Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, tras la alta incidencia de contagios en la ciudad, y después de serle comunicada la noticia por parte del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Unas medidas que comenzarán a aplicarse a partir de este misma noche y que afectan, en especial, a la movilidad perimetral en la capital, salvo para desplazamientos justificados, y se reducen los aforos tanto en los establecimientos comerciales, hostelería e instalaciones deportivas, al 50 por ciento, y no pudiendo servir bebida ni comida a partir de las 22:00 horas y debiendo cerrar a las 23:00 horas.

De esta manera, Burgos se convierte en la cuarta capital de provincia que se encuentra confinada en la actualidad, tras los casos de Palencia y León, que cumplen su segunda semana, mientras que Salamanca, arrancaba su cierre este pasado fin de semana. Además, esta misma mañana la Junta confirmaba el segundo confinamiento de Aranda de Duero (Burgos), localidad que se une a Miranda de Ebro (Burgos), Pedrajas de San Esteban, San Pedro de Latarce y Medina del Campo (Valladolid) y San Andrés del Rabanedo (León).

Este fin de semana, Burgos alcanzaba el tercer requisito para el cierre perimetral al contar con una incidencia acumulada de 559 casos por cada 100.000 habitantes. La positividad en los últimos catorce días es del 29 por ciento y los pacientes de UCI en Castilla y León ocupan el 64 por ciento.

El alcalde burgalés ha asegurado, durante la rueda de prensa que “nadie tiene la culpa de una situación que se debe a un problema que afecta de manera internacional”, aunque ha alertado del problema de personal, por distintos motivos, que se está viviendo en el Hospital Universitario de la capital, donde no puede incrementarse el personal.

De la Rosa ha vuelto a insistir en la responsabilidad de los ciudadanos parea rebajar el número de contagios, muy similar a las cifras vividas en los meses de marzo y abril, y ha señalado que el principal origen de ellos se debe al ámbito familiar y a las reuniones de amigos.