La covid se esconde detrás del repunte de accidentes en el trabajo

“Se están volviendo a producir atrapamientos o caídas en altura por descuidos”, alerta la consejera Ana Carlota Amigo, quien apunta a la mayor preocupación existente por la pandemia que en la prevención de riesgos

La consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, visita las instalaciones de la Fundación Laboral de la Construcción. Le acompaña en la imagen el presidente de la Fundación Laboral de la Construcción de Castilla y León, Javier Vega
La consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, visita las instalaciones de la Fundación Laboral de la Construcción. Le acompaña en la imagen el presidente de la Fundación Laboral de la Construcción de Castilla y León, Javier VegaWellington Dos Santos PereiraIcal

En lo que llevamos de año han perdido la vida 47 personas mientras desempeñaban su trabajo, lo que supone un aumento del 67,8 por ciento respecto al mismo periodo del pasado 2019, diez de ellos en el sector de la Construcción que suponen el doblo que hace un año. “Los datos no son buenos, pero es que, además, han repuntado siniestros como los atrapamientos y las caídas en altura a distinto nivel por descuidos”, advierte la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, para quien la pandemia se esconde detrás de este aumento de la siniestralidad laboral ya que es la principal preocupación de empresas y trabajadores en detrimento de la prevención en riesgos laborales o en seguridad que han pasado a un segundo plano.

Por todo ello, la consejera anima a los empresarios a llevar a cabo nuevas inversiones en esta materia para garantizar la seguridad de las personas. “No puede ser que alguien vaya a trabajar y muera”, asegura Amigo, quien insiste en que la prevención de riesgos debe ser la prioridad en las empresas.

La consejera se expresaba de esta forma durante la visita que hacía al Instituto Laboral de la Construcción (ILC) de Castilla y León ubicado en Valladolid, cuyas instalaciones recorría y conocía en compañía de su presidente, Javier Vega, de quien destacaba su dedicación y compromiso en la lucha contra la siniestralidad laboral a través de este centro que es “referencia” en la Comunidad.

Vega, por su parte, admitía la preocupación existente por este aumento de la siniestralidad laboral, se comprometía a trasladar esta inquietud a las empresas de la Construcción para que tomen medidas y mejoren en la seguridad e información que trasladan a los trabajadores sobre lo que han de hacer para evitar riesgos, y aprovechaba la presencia de la consejera para pedirle su apoyo y el de su departamento “para hacer de la construcción nuevamente un sector atractivo”. “Queremos que se convierta en la locomotora de la recuperación de la economía en la pandemia”, destacaba

Asimismo, durante su intervención, el presidente del ILC informaba de que durante el pasado año el Instituto detectó más de diez mil anomalías vinculadas a riesgos laborales en visitas realizadas a obras y centros de trabajo, de las que casi la mitad, el 48 por ciento, apuntaba, han sido corregidas.

“Y aunque no tenemos capacidad sancionadora, los técnicos de la ILP siempre llevan a cabo una segunda inspección para comprobar de primera mano que dicha imperfección se ha subsanado”, destacaba

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, visita las instalaciones de la Fundación Laboral de la Construcción. Le acompaña en la imagen el presidente de la Fundación Laboral de la Construcción de Castilla y León, Javier Vega
La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, visita las instalaciones de la Fundación Laboral de la Construcción. Le acompaña en la imagen el presidente de la Fundación Laboral de la Construcción de Castilla y León, Javier VegaWellington Dos Santos PereiraIcal

Plan de Choque por el Empleo

En otro orden de cosas, y preguntada por los periodistas por las críticas vertidas el pasado viernes por CCOO, UGT y Cecale respecto al Plan de Choque por el Empleo, la consejera de Empleo advertía de que este plan “tiene que ir dirigido a aquellos desempleados” sin ingresos, ni recursos y a aquellas empresas que “más están sufriendo y necesitan apoyo”. Al respecto, trasladaba que sólo hay 3.600 personas en expedientes de regulación de empleo (ERTE) por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP), para las que sindicatos y patronal piden fondos.

Sindicatos y patronal habían advertido que la firma del acuerdo estaba “en peligro”, por no introducir dentro de las partidas, complementos salariales para los trabajadores afectados por los ERTE pactados entre sindicatos y empresas. “Las ayudas tienen que ser para quien más lo necesita ahora; lo daremos una vuelta, pero solo hay 3.600 en ERTE ETOP”, insistía la consejera, quien, pese a todo, se mostraba optimista en que llegarán a un acuerdo, “porque todos sabemos de la importancia del momento y de lo que hay en juego”.

Amigo recordaba que se dieron tres semanas para la firma de un acuerdo y avanzaba que a lo largo de esta retomarán las negociaciones.”.