El toque de queda permitirá la movilidad dentro y fuera de Castilla y León hasta las diez de la noche

Se eliminan las restricciones perimetrales que viven más de una decena de localidades de esta Comunidad desde las seis de la mañana del sábado

Controles de movilidad en Burgos
Controles de movilidad en BurgosTomás Alonso Europa Press

Castilla y León estrenará toque de queda a partir de mañana a las diez de la noche y eliminará los confinamientos perimetrales establecidos desde las seis de la mañana de este sábado. Es decir, que queda permitida la movilidad dentro y fuera de esta Comunidad hasta la hora fijada por la Junta regional.

Así se establece en el acuerdo que mañana publicará el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) tras la celebración de un consejo extraordinario celebrado esta tarde.

De esta manera, a excepción de esas horas se podrá desplazar por cualquier punto de la Comunidad, pasar a autonomías limítrofes y ciudadanos de otras regiones, como Madrid, País Vasco, Galicia o Aragón, entre otras podrán llegar a Castilla y León en las próximas horas, coincidiendo con el fin de semana.

Además, la circulación de vehículos por carretera y viales que transcurran o atraviesen el ámbito territorial de Castilla y León estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo.