Desarticulan en Zamora una banda que estafó más de medio millón de euros tras duplicar tarjetas SIM

La investigación se salda con la detención de 19 personas

El subdelegado del Gobierno en Zamora y el comisario accidental del Cuerpo Nacional de Policía en Zamora presentan la "Operación Bali", con origen en Zamora y que ha permitido desarticular un grupo criminal dedicado a la estafa mediante la técnica del SIM-Swapping.
El subdelegado del Gobierno en Zamora y el comisario accidental del Cuerpo Nacional de Policía en Zamora presentan la "Operación Bali", con origen en Zamora y que ha permitido desarticular un grupo criminal dedicado a la estafa mediante la técnica del SIM-Swapping.J: L. Leal/Ical

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal de origen venezolano y ha detenido a 19 personas en la denominada “Operación Bali” por cometer en nueve provincias numerosas estafas por un valor superior a medio millón de euros, mediante el método conocido como “SIM swapping”, consistente en organizar retiradas de efectivo y hasta peticiones de préstamos preconcedidos a partir de tarjetas telefónicas duplicadas de manera ilegal.

Las investigaciones empezaron el mes de junio pasado cuando se registraron en la provincia zamorana dos denuncias, en las que se defraudaron 45.000 y 35.000 euros. Una estafa que prosiguió en otros puntos de spaña como Pamplona, Oviedo, Granada, Sevilla, Valencia, Álava y Burgos. Al final se ha conseguido la desarticulación del grupo criminal practicándose 19 detenciones en Madrid, Valencia, Barceloa y Alocante.

El jefe de la Unidad de la Brigada de Policía Judicial de Zamora, Santiago Requejo, señaló que “se desplazó a agentes de la Comisaría de Zamora a esas provincias y allí han contado con la colaboración de las unidades especializadas des esas zonas”-

Igualmente, la Policía intervino un total de 138 tarjetas de crédito, a través de las cuales se recibían transferencias de entidades bancarias procedentes del extranjero, se han bloqueado 75 cuentas bancarias para inmovilizar el efectivo y se ha intervenido cientos de euros, dólares estadounidenses y bolívares.

El importe defraudado asciende a más de 500.000 euros y una parte era desviada a entidades financieras ubicadas en Estados Unidos, el Reino Unido, Luxemburgo y Alemania para su posterior vuelta a territorio nacional, después de blanquear esas cantidades.

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, ha destacado durante la presentación de la operación, su “trascendencia”, de rango nacional y la “rápida actuación” de la UDEF de Zamora, ante un tipo de delito “difícil” de abordar “por su complejidad”.