El gasto de Sanidad se dispara este año con un gasto a mayores de 882 millones

La pandemia de la Covid ha supuesto una inversión de 370 millones más

El secretario de la Consejería de Sanidad, Israel Diego, durante su comparecencia en las Cortes en el día de hoy
El secretario de la Consejería de Sanidad, Israel Diego, durante su comparecencia en las Cortes en el día de hoyCortes Cyl

El gasto de la Consejería de Sanidad se dispara este año. 882 millones más de lo previsto, motivado por los 370 millones de euros derivados de la pandemia por la Covid. Así lo ha manifestado el secretario de este departamento, Israel Diego, durante su comparecencia en las Cortes regionales para informar sobre la gestión actual.

Diego ha manifestado que pese a este incremento en la inversión todavía es “un esfuerzo insuficiente” para atener el gasto real, pero ha anunciado que de cara al próximo año se incrementarán las partidas de gasto de personal, bienes corrientes y equipos.

De los 370 millones de euros que se han gastado en la gestión de la Covid, casi 116 millones para retribuir al personal y nuevas contrataciones; 138,5 millones para la adquisición de productos sanitarios; 24,6 millones a ejecución de obras y adquisición de equipamiento y 19,7 millones para gasto farmacéutico hospitalario.

Unas previsiones que, no obstante “podrán sufrir variaciones como consecuencia de la segunda ola de expansión de la pandemia”, ha advertido Diego, quien ha explicado que las gestiones realizadas han permitido garantizar una reserva estratégica de material de protección para los sanitarios de la Comunidad superior a los 75,7 millones de unidades y cercano al millón de test de detección de la covid.

Aquí destacan los más de 30 millones de mascarillas quirúrgicas y FFP2, existentes entre el almacén central y los almacenes de las distintas gerencias, que aseguran una cobertura de los consumos superior al año o los más de 42 de unidades de gestión de nitrilo.

También ha detallado toda la normativa que ha provocado hacer frente a la pandemia, con dos decretos-ley, cuatro acuerdos del presidente de la Junta, once del Gobierno y más de 60 de la Consejería de Sanidad en las que ha intervenido esa secretaría.

Desde la oposición se ha incidido en la falta de equipos de protección y en la falta de personal para hacer frente a esta segunda ola, así como en los pocos rastreadores aportados por la Junta.