Un jurado popular declara culpable de homicidio imprudente al joven que mató a la pareja de su madre

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 8 de septiembre de 2018 en la localidad vallisoletana de Nava del Rey

El presunto autor del crimen de Nava, en la última jornada de juicio con jurado popular
El presunto autor del crimen de Nava, en la última jornada de juicio con jurado popularServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

Un jurado popular ha declarado este viernes culpable de homicidio imprudente en concurso con un delito de lesiones al joven de 20 años Sansón F.M., quien fue juzgado por matar a la pareja de su madre de cinco navajazos en la cabeza, uno de ellos en la yugular, lesión que originó el fallecimiento.

El portavoz del jurado, compuesto por cuatro mujeres y cinco hombres, ha leído el veredicto en la Audiencia Provincial de Valladolid, después de retirarse a deliberar el jueves por la mañana sobre hechos ocurridos la madrugada del 8 de septiembre de 2018 en la población vallisoletana de Nava del Rey.

La defensa del procesado, antes de conocer la decisión del jurado, había solicitado la absolución del encausado y alternativamente la imposición de una pena de uno a dos años por homicidio imprudente teniendo en cuenta las atenuantes de provocación y/o arrebato.

El fiscal, antes de que los encargados de deliberar informaran del veredicto, había reclamado doce años de cárcel por homicidio, mientras las acusaciones particulares habían solicitado veinticinco años de prisión por asesinato, al considerar que la víctima no pudo defenderse.

El joven de 20 años aseguró durante el juicio que fue él el agredido, que huyó del lugar del suceso para evitar que le siguiera acometiendo con el arma y que desconocía que la víctima había sufrido una herida mortal. “Se me quedó mirando, me tiró al suelo y, cuando me fui a levantar, ya había sacado la navaja”, dijo el encausado, Sansón F.M., sobre lo ocurrido en la calle la madrugada del 8 de septiembre de 2018 en Nava del Rey (Valladolid), localidad que celebraba sus fiestas en esa fecha.

El procesado sostenía en su declaración ante el juez que preguntó al compañero de su madre por qué se portaba como lo hacía con su progenitora y le dijo que había que respetar a las mujeres, momentos en los que, según su versión, la pareja de su madre le tiró al suelo, le insultó y le lanzó puñaladas mientras él intentaba pararle. “Él estaba como loco” y yo agarré la navaja, hubo un forcejeo y trababa de que no me alcanzara", narraba.