San Andrés del Rabanedo también sufre actos vandálicos en contra del toque de queda

Los hechos se produjeron sobre las 11:30 horas con la quema de contenedores y el corte de una carretera

Quema de contenedores durante el toque de queda en el municipio de San Andrés del Rabanedo (León)Ical

San Andrés del Rabanedo (León) sufrió en la noche del domingo una serie de actos vandálicos que obligaron a la intervención de la Policía Local y Nacional, así como de los bomberos de León y la Agrupación de Protección Civil del municipio.

Los hechos se produjeron más tarde que los registrados en la capital, en torno a las once y media, cuando varias llamadas alertaron de la quema de contenedores en Trobajo del Camino, donde incendiaron de forma simultánea un contenedor en la plaza Caserones, otro en la calle Eduardo González Pastrana y uno más en la calle Consuelo, de la misma localidad. Además, pasada la medianoche, los efectivos tuvieron que proceder a la retirada de varios colchones que habían sido depositados en la Carretera Alfageme, que permaneció cortada de manera temporal.

Los agentes no pudieron identificar a los responsables de estos actos, pero las actuaciones serán perseguidas, por lo que hacen un llamamiento a los vecinos de las zonas afectadas por si alguien tuviese información al respecto, como alguna fotografía o vídeo que pueda ayudar a localizar a los responsables.

La alcaldesa, Camino Cabañas, mostró hoy su rotundo rechazo tanto a estos hechos como a los acontecidos en la ciudad de León, con la que mostró la solidaridad del municipio de San Andrés en una condena pública a la que se suma el conjunto de la corporación municipal, que ya ha acordado aprobar una declaración institucional de rechazo.

“La crispación de unos pocos inconscientes genera preocupación entre la ciudadanía y gastos para las arcas municipales. La única forma de contener el virus es cumpliendo con las normas y siendo responsables”, dijo a través de sus redes sociales la regidora, para quien “nada justifica los actos vandálicos de ayer en San Andrés y León”.

“Una pandemia no debe ser la excusa para que los alborotadores encuentren cabida, como tampoco debe serlo para hacer uso político de ella; este virus solo se vencerá si actuamos juntos y con cordura. Hoy los vecinos y vecinas de San Andrés sentimos vergüenza, pena, indignación y rechazo”, añadió al respecto.

La Concejalía de Coordinación de Servicios Generales y Medio Ambiente ya ha ordenado la retirada de los contenedores afectados, que serán sustituidos por otras unidades a la mayor brevedad. Cada contenedor supone un coste de 1.000 euros al Ayuntamiento.