“La hostelería no es el problema. Es parte de la solución”

El sector castellano y leonés acata el cierre pero reclama ayudas inminentes y urge a una apertura de los establecimientos de manera paulatina y segura

Un camarero recoge la terraza de un bar en Valladolid EFE/NACHO GALLEGONACHO GALLEGOEFE

Tras hacerse oficial el cierre de la hostelería de Castilla y León a partir de próximo viernes, por parte del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, el sector ha reaccionado de manera inminente, a través de un comunicado por parte de HosturCyl (Hostelería y Turismo de Castilla y León), donde acatan este cierre aunque advierten de que “la hostelería no es el problema. Es parte de la solución”.

Una agrupación que reúne a más de 30.000 establecimientos hosteleros en la Comunidad donde se señala que “la salud es lo primero” y que “se deben agotar todas las vías para controlar esta pandemia”, por lo que cumplirán las medidas adoptadas por el Ejecutivo regional “en tiempo y forma”.

Un cierre que afectará de manera directa a más de 120.000 familias castellano y leonesas, y ello sin contar los empleos indirectos que generan en los sectores de alimentación y distribución. Por ello, piden que “estas medidas restrictivas vengan acompañadas de las lógicas ayudas económicas necesarias para la subsistencia de nuestros negocios y que lleguen de manera rápida, sencilla y concreta” con tramitaciones de solicitudes en el más corto intervalo de tiempo. “Las ayudas deben ser inminentes para no quedar a nadie atrás”, se manifiesta.

Y “con el fin de no caer en los errores del pasado”, Hosturcyl demanda “una apertura paulatina y segura” para que “no vuelva a poner en riesgo la viabilidad de nuestros establecimientos y que nos permita salvar, aunque solo sea en parte, la campaña de Navidad, único salvavidas al que a día de hoy nos podemos agarrar, tras este nefasto año 2020”.

Más reacciones

Por su parte, la organización agraria Asaja considera como “excesiva e injusta” esta medida que perjudicará especialmente a los bares, restaurantes y hoteles en el medio rural “los grandes embajadores de los alimentos y bebidas que producen los agricultores y ganaderos”. Además, Asaja pide un apoyo incondicional para el sector y que se cesen los bulos que quieren responsabilizar a este sector de los rebrotes y de la segunda ola.

También el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, lamentaba los perjuicios económicos que van a sufrir los hosteleros de toda la Comunidad, a la vez que ha calificado de “razonable” la clausura de los centros comerciales y el hecho de que “sí se permita el funcionamiento del comercio de proximidad”.

Para el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha pedido a la Junta que tome “las disposiciones oportunas” para “apoyar con ayudas” al sector, a la vez que ha afirmado que el Ayuntamiento se irá “ajustando a las restricciones” puesto que “pueden ir a más en las próximas semanas”.

Por su parte, el alcalde de Soria, Carlos Martínez, también se ha mostrado conforme con el cierre de la hostelería y el comercio, aunque ha alertado de que es necesario poner encima de la mesa medidas para los sectores afectados por el cierre.

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha pedido también a la Junta un plan de choque como respuesta al cierre de la hostelería y restauración y de grandes centros y parques comerciales. “Debemos responder con planes de choque y ayudas y en proporción a la capacidad presupuestaria de cada uno”, ha aseverado.

El secretario general de Podemos, Pablo Fernández, también ha expresado su apoyo a estas nuevas restricciones aunque ha demandado ayudas para la hostelería al ser uno de los sectores más perjudicados.

Y la Diputación de Ávila y los grupos políticos que la integran se han sumado al apoyo de lo que consideran “dolorosas medidas” adoptadas por el Gobierno regional, a la vez que solicitan que se habiliten ayudas directas a los sectores más perjudicados por esta situación, tanto para las empresas como para los trabajadores.

También la Cámara de Comercio de Soria ha reaccionado y ha instado a aprobar un sistema para reembolsar hasta el 75 por ciento las pérdidas en ventas de las empresas afectadas.

El Secretario Autonómico del PPCyL, Francisco Vázquez, respaldó hoy las nuevas medidas anunciadas por el Presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que incluyen el cierre de la hostelería, porque el objetivo es conseguir paliar la situación de pandemia en la que nos encontramos y está basado en las opiniones del Comité de Expertos.

Vázquez remarcó que Castilla y León siempre ha contado y publicado quiénes conforman su Comité de Expertos, cuyas opiniones derivaron en este último Consejo de Gobierno extraordinario para aprobar nuevas limitaciones temporales porque Castilla y León “no se toma a la ligera” este tema como sí hace el Gobierno de España, que “está desaparecido” y se mostró de acuerdo con las palabras del presidente de la Comunidad de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que reclamó “unidad de acción”.