Les pillan incumpliendo el toque de queda, con marihuana en su coche y con la ITV caducada en Palencia

Agentes de la Policía Local denuncian a dos personas por incumplir estas normas

La Policía local de patrulla por Palencia durante un controlBrágimo/Ical

Agentes de la Policía Local de Palencia denunciaron este miércoles a dos personas por incumplir el horario del toque de queda sin motivo justificado al ser sorprendidos, en torno a las 23.15 horas, circulando en un vehículo en el paseo de Victorio Macho.

La patrulla localizó una pequeña cantidad de marihuana y resina para elaborar porros durante una inspección del turismo, y comprobaron que el vehículo carecía de la ITV en vigor, por lo que se levantaron las correspondientes actas de denuncia, según el parte de sucesos.

Caminando a la 1.10 de la madrugada

En la misma línea, otra patrulla identificó a un hombre que se encontraba caminando a la 01.10 horas por la calle de Jacinto Benavente sin causa justificada, por lo que se le formuló denuncia por incumplimiento del R.D. 926/2020. De igual manera se procedió con otra persona en la calle Mayor, unos 20 minutos más tarde.

En el capítulo de asistencias al ciudadano, los funcionarios se desplazaron al centro de salud de Pintor Oliva al recibir una llamada del Servicio de Emergencias 1-1-2 en el que se comunicaba la presencia de una mujer dando voces en el ambulatorio. La patrulla averiguó que la ciudadana afirmaba que tenía cita a una hora determinada, pero el centro aseguraba que era otra diferente. Debido a la presencia policial, la persona fue atendida por el médico.

Por otro lado, el Servicio 1-1-2 recibió el aviso de que una vecina, de 56 años, de una vivienda de la calle San Bernardo hacía días que no sabían nada, la cual se encontraba mal con anterioridad, pero rechazó la asistencia sanitaria. Los funcionarios contactaron con el hospital, pero la citada no estaba ingresada en el mismo, informa Ical.

Al llamar al timbre, la mujer hablaba de forma muy extraña y no abría la puerta a los agentes, por lo que, ante la posible gravedad de su situación física, se pidió colaboración de los Bomberos para entrar por una ventana, teniendo que fracturar los cristales. Los efectivos se encontraron a la mujer tendida en el sofá, por lo que fue trasladada por una ambulancia al hospital Río Carrión.