Castilla y León es la comunidad del país que cuenta con más rastreadores militares de Covid, con 360 de un total de 2.063

Además el Gobierno de España tiene previsto duplicar la cifra

Rastreadores del Ejército de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Base El Empecinado de ValladolidWellington Dos Santos Pereira

Castilla y León es la comunidad del país que cuenta con más rastreadores militares de COVID-19, al operar 360 de un total de 2.063 existentes en el conjunto de España, desde que el pasado 30 de septiembre se puso en marcha la operación ‘Misión Baluarte’.

Un comunicado del Ministerio de Defensa recoge que se alcanzaron los 2.063 rastreadores militares operativos tras la activación en Andalucía, Valencia y Castilla y León de varias secciones epidemiológicas que estaban ya en fase de integración con los sistemas informáticos de las distintas comunidades autónomas.

Tras Castilla y León, aparecen regiones como Valencia, con 312 rastreadores militares; Andalucía (210); Galicia (190); Madrid (150); Castilla-La Mancha (141); Murcia (110); Baleares (107) y Asturias (90).

Después se sitúa Aragón, con 88, Cantabria (64), Extremadura (60), Navarra (43), Ceuta (40), Melilla (37), Canarias (31) y La Rioja, con 30.

Se tratan de cifras que el Gobierno de España prevé duplicar. Así lo aseguró el delegado en Castilla y León, Javier Izquierdo, durante una visita a la sección de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Base Militar El Empecinado, ubicada en Santovenia del Pisuerga (Valladolid), para anunciar que las Fuerzas Armadas iban a duplicar el número de rastreadores de los contactos de los casos positivos por COVID-19 para pasar de los 240 actuales a los 480 en las ocho secciones existentes en la Comunidad. Precisó que este incremento de efectivos permitirá liberar, casi en su totalidad, a los profesionales de la Atención Primaria de Sacyl de esta labor.