Los sanitarios amenazan con movilizaciones al ver en riesgo permisos y vacaciones de Navidad

Los sindicatos piden a la consejera Verónica Casado que se implique y sea ella quien negocie este “ataque” a los derechos de los trabajadores

Los trabajadores de la Sanidad pública de Castilla y León se encuentran en pie de guerra contra la Consejería por su gestión a la hora de hacer frente a la situación de emergencia sanitaria de la covid, y acusan a Verónica Casado de querer eliminar sus derechos. Los representantes de los trabajadores amenazan con movilizaciones si no solventa esta situación.

Consideran que la Consejería ha optado por el “camino fácil”, que es el de suplir la falta de medidas de fidelización de los trabajadores de Sacyl eliminando por Ley cualquier tipo de derecho laboral en cuanto a jornada, permisos o posibilidades de conciliación de los trabajadores y estableciendo la movilidad obligatoria entre provincias de Castilla y León, a la vez que eliminaban cualquier posibilidad de que los trabajadores pudieran solicitar el amparo de los diferentes tribunales de Justicia.

“Es inconcebible que esta situación solo se haya producido en nuestra comunidad, cuando el resto de servicios de salud están optando por aprobar diferentes disposiciones legales sin rango de Ley que, de inicio plantean medidas de mejora, como puede ser la ampliación de los contratos del personal contratado en sus servicios de salud para de esta manera asegurar su fidelidad”, señalan desde los sindicatos, para quienes la posible limitación de derechos de los trabajadores debe ser la “última medida a aplicar” y siempre con unos criterios bien definidos en función de la situación sanitaria y con el control pertinente de los órganos de representación de los trabajadores.

Los representantes de los trabajadores piden que sea la propia Consejera de Sanidad Verónica Casado la que se implique y negocie las medidas a adoptar frente a esta grave crisis sanitaria. Mientras tanto, aseguran que seguirán alerta y estudiarán el nuevo documento que presente Sacyl y en base al mismo valorarán movilizaciones de todos los trabajadores.