El PP apoya las ayudas a la hostelería del Ayuntamiento socialista de Soria pero reclama otras para el alquiler

El portavoz popular, Javier Muñoz Remacha, ve necesario también otras medidas como bonificaciones en el IBI a los locales

La hostelería soriana mostraba este viernes su rechazo al cierre decretado por la Junta y su preocupación e inquietud por su futuro, en un momento complicado para el sector, en el que se augura la ruina de muchos negocios. Y lo hacía escenificando un funeral por los bares y restaurantes que han tenido que cerrar durante las próximas dos semanas obligados, y quizás para siempre por no poder mantener esta situación.

Unas horas más tarde de esta protesta, el Ayuntamiento de Soria decidía suspender el tercer cuatrimestre del recibo de la basura y del agua como una de las medidas inmediatas para aliviar la situación del sector de la hostelería y también de los gimnasios, que han tenido que cerrar de nuevo sus puertas desde esta medianoche en toda la Comunidad. Unas medidas que, según el alcalde Carlos Martínez supondrán cerca de 300.000 euros y beneficiarán a más de 200 empresas en la capital. Además, la corporación soriana convocará una nueva línea de ayudas, dotada con un millón de euros y subvenciones de entre mil a 3.000 euros, para mantener la actividad comercial y el empleo. Esta línea se aprobará en el próximo pleno y podría beneficiar a más de 600 establecimientos y pymes que hayan paralizado su actividad durante los meses de pandemia o reducido la misma un 60 por ciento.

Unas medidas que, sin que sirva de precedente, han acogido con satisfacción desde el principal partido de la oposición en Soria, el Grupo Popular, desde donde este sábado han mostrado su apoyo a la propuesta aunque recuerdan que es algo que los populares llevan tiempo reclamando, como también realizar bonificaciones en el IBI a los locales comerciales y de hostelería.

“Hay emprendedores y pequeños empresarios que poseen el local en propiedad y no son terratenientes. Se pueden dar ayudas para el alquiler a los negocios que estén en locales arrendados y para no discriminar a los que tienen el local en propiedad, proponemos se les bonifique el IBI en un 95 por ciento", explica el concejal y portavoz del PP en el Ayuntamiento soriano, Javier Muñoz Remacha, quien hace hincapié en que el gasto más lesivo para la hostelería soriana en estos momentos es el alquiler del local.

"Son muchos los establecimientos que no cuentan con local propio, por eso insistimos de nuevo para que se tenga en cuenta este problema a la hora de instrumentar las ayudas”, insiste el edil.

También recuerda el dirigente popular la propuesta que hizo la Diputación Provincial de apoyar al comercio soriano mediante una aportación conjunta con el Ayuntamiento. “El presidente de la Diputación ha indicado esta semana que no se ha agotado el importe presupuestado en esta institución para ayudas a los empresarios de la provincia, por lo que proponemos al equipo de gobierno socialista una acción conjunta, si es beneficiosa para nuestros hosteleros en la capital”, finaliza.