Sorprenden a siete “clientes” de una peluquería en León bebiendo y fumando cachimba y sin mascarilla

La Policía Local de León identifica también a otros siete menores por consumir alcohol en el estacionamiento de Feve de la capital

En estos días de toque de queda y fuertes medidas de restricción en Castilla y León para contener al virus, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como son la Policía Nacional y la Guardia Civil, además de las policías locales, están teniendo trabajo extra para velar por la seguridad de los ciudadanos y hacer que se cumplan las leyes y normativas puestas en marcha para luchar contra esta pandemia que parece no tener fin.

En León, que ya fue noticia el fin de semana pasado por los altercados de un grupo de jóvenes antisistema que desafiaron al toque de queda y destrozaron sillas de terrazas y provocaron algún que otro disturbio por el centro, la Policía Local ha trabajado a destajo también este sábado pasado y de madrugada para intentar controlar fiestas ilegales o incumplimientos de las normas.

Así, por ejemplo, según informan fuentes municipales, agentes locales sorprendieron en el interior de una peluquería a siete “clientes” que se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas y fumando cachimba, y sin portar la mascarilla obligatoria. La Policía desalojó el establecimiento e interpuso las correspondientes denuncias.

También fue requerida la presencia policial junto al estacionamiento de FEVE en la capital debido a que un grupo de menores estaba consumiendo alcohol en ese lugar. Una vez allí, los agentes identificaron a siete menores y una persona mayor de edad que fue sancionada por proporcionar alcohol a menores y llevar mal puesta la mascarilla. Además, los agentes contactaron telefónicamente con los padres de los menores para informarles de lo ocurrido.

pero no todo son fiestas ilegales, ya que, por el contrario, los agentes también fueron requeridos por una posible fiesta en un domicilio alertados de que un grupo de jóveneestaba fumando sin respetar las medidas de seguridad, pero, en ambos casos, personados en las dos localizaciones no observaron ninguna irregularidad.

Más de 75 identificados y medio centenar de propuestas de sanción

Los 36 agentes desplazados por toda la ciudad durante la jornada sabatina y de madrugada concluyó con 26 notificaciones por incumplimientos de la normativa sectorial, 25 propuestas de sanción y 75 personas identificadas, según informan desde el Ayuntamiento leonés.

Dentro de este dispositivo, se establecieron controles a los establecimientos hosteleros que ofrecen comida y bebida para llevar para comprobar que lo hacen de forma correcta y también para evitar que los clientes se agolpen a las puertas y se produzcan aglomeraciones de personas.

Además, los agentes de la Policía Local también llevaron a cabo controles, tanto a peatones como a vehículos, para garantizar el cumplimiento del toque de queda a las 22.00 horas en los que se interpusieron nueve sanciones por motivos de movilidad, cinco por no usar mascarilla, una por carecer de la documentación necesaria en el vehículo y otra por no llevar puesto el cinturón de seguridad.