Fernández Mañueco: “Estamos tomando medidas duras para salvar la Navidad en lo económico y emocional”

El presidente de la Junta asegura en la COPE que se trabaja para que estas celebraciones puedan ser lo más cercanas y normales posible

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante la entrevista en COPECOPELa Razón

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha pasado esta mañana por los micrófonos de Carlos Herrera en la cadena COPE, coincidiendo con la ampliación del cierre perimetral durante catorce días más a partir de las dos de la tarde hoy , o lo que es lo mismo, hasta el 23 de noviembre, para intentar contener la expansión del virus y escapar del temido confinamiento domiciliario.

Durante la interviú, Fernández Mañueco señalaba que los datos de los últimos días demuestran “que se está ralentizando la curva” y que hay una cierta estabilización en cuanto al número de contagios, pero que su Gobierno trabaja cada día en el peor de los escenarios para estar listos por si hubiera que volver a confinarse en casa.

“Tenemos que adaptarnos porque el virus ha venido para quedarse”, insistía, mientras descartaba un confinamiento domiciliario inmediato, como se pidió hace dos semanas, ya que, según señalaba, “hay que dar tiempo a ver como funcionan las últimas medidas de restricción puestas en marcha”

Respecto a la Navidad, el presidente reconocía que no va a ser igual que el pasado año, pero que confía en que puedan celebrarse con la mayor normalidad posible. “Estamos tomando medidas muy duras y difíciles para poder salvar la Navidad, pero no solo para salvar la economía, a la hostelería y al comercio, sino también en lo emocional”, decía Fernández Mañueco, quien aseguraba que la idea es que si no la gente no se va a poder abrazar ni besar como antes, al menos intentar que sea una navidad “lo más cercana posible a lo habitual".

Entre las medidas que se han puesto en marcha, el presidente defendía el toque de queda a las diez, “que al principio fue muy criticado -decía- pero ahora lo están poniendo más Comunidades”, y recordaba otras como el mencionado cierre perimetral que se prolonga dos semanas más, la limitación a seis el número de personas que pueden juntarse que no sean convivientes, o el cierre de la hostelería, los centros comerciales o deportivos.

Respecto al por qué Castilla y León tiene tan malos datos en esta segunda ola, Fernández Mañueco explicaba que hay varios factores que han contribuido a que el virus se haya propagado antes y con más rapidez y virulencia en esta Comunidad, entre los que citaba la gran superficie de Castilla y León y la movilidad existente al ser un territorio de paso y con muchos itinerarios para atravesar España de una punta a la otra. También se refería a la llegada de temporeros a la vendimia o al inicio de las clases en la Universidad.

Si bien, el presidente defendía que la Comunidad está “mejor preparada” para combatir la pandemia, ya que se realizan más test, hay más camas en planta y en las unidades de críticos y hay una reserva estratégica de respiradores y de equipos de protección individual para varios meses.

“La hostelería invita a la cercanía y al relajamiento”

El presidente se refería también en la entrevista a la situación que viven los hosteleros, y al malestar existente en el sector porque consideran que un 3 por ciento de los contagios no se deberían cerrar los bares y restaurantes ya que son lugares seguros. Al respecto, Fernández Mañueco señalaba que lo de los porcentajes es algo “discutible” y aunque defendía que los bares y restaurantes son lugares seguros y que están haciendo un esfuerzo para que así sean, apuntaba que el virus se propaga por la movilidad y el contacto social, y que estos establecimientos invitan a la cercanía y al relajamiento.

Pese a ello, aseguraba que están trabajando en su Gobierno en líneas de ayudas para dar liquidez a los hosteleros y en aplazamientos de pagos e impuestos para que puedan tener oxígeno, y recordaba que este miércoles se firma el Plan de Choque por el Empleo, pactado con sindicatos y empresarios en el marco del Diálogo Social, del que la hostelería “saldrá beneficiada”, apuntaba.

También pedía al Gobierno de España un esfuerzo como se está haciendo en otros países como Alemania para reflotar a sus sectores clave, y en el caso de España, Fernández Mañueco apunta a la necesidad de que Sánchez ponga en marcha un Plan Nacional de rescate al turismo.

Lentitud del Gobierno en las medidas

Preguntado por si el Gobierno de España se ha quitado de en medio al dar más poder a las Comunidades, Fernández Mañueco aseguraba que tanto en la primera como en la segunda ola de la covid, el Ejecutivo de la nación ha llegado tarde con las medidas y decía que le hubiera gustado que algunas acciones, como el estado de alarma se hubiesen decretado antes, y ponía como ejemplo también la guía de actuación aprobada recientemente que, en opinión del presidente de la Junta debería haberse aprobado en julio.

“Si el Gobierno de España y las Comunidades Autónomas funcionan a la misma velocidad todo será más fácil, sencillo y, sobre todo, eficaz", aseguraba, contundente. Y aunque reconocía y entendía que no es lo mismo Canarias que Castilla y León o que Murcia y Galicia, insistía en la necesidad de que ante problemas comunes se articulen respuestas y soluciones comunes también.