Posturas más cercanas para acordar la reordenación del personal sanitario en Castilla y León

Los sindicatos apuestan por alcanzar un convenio porque es “un tema que urge”

La Junta de Castilla y León y los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial han acercado este martes posturas para tratar de alcanzar un acuerdo sobre la reordenación del personal sanitario y sus licencias con el que afrontar la segunda ola de contagios de la Covid-19, por lo que se han citado para el jueves nuevamente.

Fuentes sindicales han explicado a Efe que Sanidad pretende alcanzar ese acuerdo lo antes posible y que se plasme en un Acuerdo de la Presidencia de la Junta de Castilla y León que firmaría Alfonso Fernández Mañueco de forma inmediata, ya que urge la limitación de derechos de los trabajadores para encarar una reordenación del sistema basada en la premisa de contar con suficientes profesionales en cada momento, lo que limitará su régimen actual de permisos y licencias.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, antes de la reunión, ha asegurado que las negociaciones no tienen que “recortar derechos”, pero ha añadido que sí tienen que servir para “ajustar a la situación de extrema gravedad”. Asimismo, ha insistido en que debe primar el “trabajo colaborativo” y la “solidaridad”: “todos somos médicos y enfermeras”, ha añadido.

“Tenemos que aprovechar toda la fuerza laboral que tenemos para seguir combatiendo la pandemia”, ha explicó Casado sobre el hecho de que el propósito de su departamento, al contrario de lo ocurrido en la primera ola, es mantener al máximo la actividad sanitaria ajena a la Covid-19 y, a la vez, dar respuesta a la segunda ola de contagios.

Moderada satisfacción

Tras la finalización del encuentro, fuentes sindicales han reconocido que salían del encuentro “moderadamente satisfechos”, aunque los representantes de los trabajadores sanitarios de la Comunidad son conscientes de que se trata de una negociación decantada, ya que la Junta puede “hacer lo que le dé la gana” por el estado de alarma y en la práctica el acuerdo supondrá una serie de “restricciones de derechos” actuales.

Ante este punto de partida, los sindicatos han valorado la “mejor dinámica” de la Consejería en esta última reunión, en la que ha planteado un nuevo documento que analizan y tratarán de matizar aún más de cara al jueves. Los sindicatos han explicado que el problema radica en que son “muchos años de recortes” los que han dejado “sumamente debilitado” el sistema, por lo que ahora se trata de “minimizar el golpe”. “No nos gusta el fondo”, reconoce otro de los interlocutores sindicales.