El “Ecce Homo” palentino será corregido

Los vecinos restaurarán la fachada y todo el relieve para “dejarlo bien”

El "Ecce Homo" palentinoAlberto Calleja & Agencia ICALAP

La comunidad de propietarios del edificio de la calle Mayor número 9 de Palencia, en el que se encuentra la escultura ya conocida como el “Ecce Homo" palentino, restaurará la fachada y todo el relieve para “dejarlo bien”, según ha asegurado a EFE el administrador de la finca, Miguel Peláez.

Los vecinos han pedido presupuestos y han contactado con Patrimonio, puesto que el edificio cuenta con protección estructural, de forma que cualquier actuación en su fachada debe contar con su visto bueno.

”Cuando llegue la aprobación, se realizará la reforma", en la que la actual y desafortunada imagen “volverá a su estado original”, así como otros elementos del relieve escultórico que se han ido desprendiendo en los últimos años. La reforma se llevará a cabo en los meses de primavera para evitar la climatología extrema que, según las dos empresas consultadas por la comunidad, “puede afectar al resultado final”.

El administrador, propietario de Horve Administradores, también ha confirmado que desde que se constituyó la comunidad de propietarios en 2011, tras la reforma del edificio por parte de Caja Duero-España, “no se ha llevado a cabo ninguna reforma de la fachada”.

De hecho, la única obra realizada, “siempre con permiso de Patrimonio”, fue el cambio de puerta hace unos meses. Otras actuaciones, incluida la del 11 de mayo de 2017, han consistido “únicamente en la retirada de pequeños elementos de la fachada que se han ido desprendiendo”.

Por ello, Peláez ha asegurado que la polémica restauración que ha dado lugar al “Ecce Homo” palentino se produjo con anterioridad a 2011, cuando la propiedad de la totalidad del edificio era de la entidad bancaria que tenía en él sus oficinas.

Dicha propiedad ha ido cambiando desde su construcción, entre 1919 y 1922, como consecuencia de las sucesivas unificaciones bancarias. La Caja de Ahorros y Préstamos de la Provincia de Palencia, Caja Salamanca, Caja Duero y Caja España-Duero fueron sus propietarias desde la década de 1970.Sigue siendo, por tanto, una incógnita, el momento en el que se llevó a cabo dicha restauración.