Igea avanza que la Junta negociará la aplicación del decreto que rechazan los sindicatos sanitarios

El vicepresidente acusa al Gobierno de Sánchez de delegar competencias para hacer “demagogia”

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igeamir_icalIcal

Sigue dando que hablar la medida de adaptar los derechos laborales del personal sanitario. Tras el rechazo de la oposición y los sindicatos, el último que la ha valorado ha sido el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, quien compromete la disposición del Ejecutivo regional de negociar la aplicación de las denominadas prestaciones personales obligatorias.

En su perfil de la red social Twitter señala que “nosotros vamos a negociar su aplicación aunque no sea necesario”, después de que este sábado el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) recogiera el decreto del 12 de noviembre firmado por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como autoridad delegada del estado de alarma.

Ante las críticas de los sindicatos médicos y de la oposición, Francisco Igea explica que la regulación de las medidas, que afectan a las condiciones laborales del personal del sistema sanitario, ya era una posibilidad prevista en el decreto del estado de alarma del pasado mes de marzo, en la primer ola de la Covid-19.

“Podrán imponerse las prestaciones personales obligatorias que sean necesarias”, recuerda el vicepresidente que recogía el decreto del Gobierno, que reitera que está firmada el socialista Pedro Sánchez. Por eso, el vicepresidente acusa al presidente de delegar “ahora” en las comunidades “para hacer demagogia”.

En este punto, destaca como diferencia la intención de la Junta de negociar la aplicación de las modificaciones sobre las condiciones del personal sanitario, aunque no sea necesario, puesto que el decreto señala que es de obligatorio cumplimiento. Este lunes estaba prevista una reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad para continuar con los contactos con los sindicatos, que ayer dieron por rotos.