El Grupo Popular llevará a los tribunales a Óscar Puente por el “caos circulatorio” de Valladolid

Pilar del Olmo justifica esta decisión debido a que la respuesta que nos han dado “es una faena de aliño muy poco trabajada y mal argumentada”

La presidenta del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valladolid, Pilar del OlmoPP Valladolid

El Ayuntamiento de Valladolid llevará a los tribunales a Óscar Puente por los considerar el “caos circulatorio” que vive la ciudad, tras desestimar el Ayuntamiento el recurso de reposición del Grupo Popular, y tras señalar que la respuesta recibida es “una faena de aliño muy poco trabajada y mar argumentada”, como ha señalado la presidenta de la formación vallisoletana, Pilar del Olmo.

Respecto a la vulneración de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera se argumenta que la afirmación de que este decreto ha establecido importantes restricciones al tráfico rodado en esta ciudad es una expresión exagerada o excesiva, “como si nos estuviésemos inventando los graves atascos que a diario sufrimos los vallisoletanos. Esto supone desconocer los cambios circulatorios que han realizado, la ciudad de Valladolid o ambas cosas”, afirma Del Olmo.

El escrito también recoge que decir que las 21 calles del centro (Isabel la Católica, López Gómez, Cebadería…) en las que se ha implantado el carril bus taxi son más o menos importantes es una visión puramente subjetiva de la recurrente, “demuestra que se desconoce el centro de Valladolid, así como los cambios que se han producido y las consecuencias para los vallisoletanos”, subraya Del Olmo.

Asimismo, la resolución dice que solo han pintado calles y han puesto señales, “una afirmación completamente falsa, ya que se olvidan de la instalación de ciertos semáforos, la colocación de la cámara de detección de infracciones en la calle Cánovas del Castillo o el presumible puesto fijo de la Policía Municipal en esa zona, entre otros”, mantiene la presidenta del PP en el Ayuntamiento.

Del Olmo critica también que el Ayuntamiento sigue sin aportar ningún documento que justifique los gastos que ha supuesto a los vallisoletanos y a sus arcas municipales establecer este nuevo régimen circulatorio que tiene atascada a la ciudad.

Desde el Grupo Popular se reitera que el decreto que ha impuesto un nuevo régimen circulatorio y que tiene repercusiones de gran alcance en la ciudad, ya que afecta a más de 21 calles". “Por todo ello, no podemos quedarnos de brazos cruzados y permitir que el Ayuntamiento lleve a cabo acciones que consideramos ilegales. No nos han dejado más remedio que recurrir a la vía judicial y llevaremos el decreto al Contencioso Administrativo”, sentencia Del Olmo.

Respuesta del Ayuntamiento

Por su parte, el Ayuntamiento de Valladolid lanzaba un comunicado al conocer esta noticia, señalando que respeta la opción por la que se ha decantado el Grupo Popular para “judicializar las medidas sobre movilidad puestas en marcha en la ciudad”, aunque se continuará adoptando las “decisiones que se consideren adecuadas para mejorar la vida y la salud de la ciudadanía”.

Además, añaden que el Gobierno municipal reitera la apuesta por la movilidad sostenible en línea con las directrices que promueve la Unión Europea y que se han reafirmado con la pandemia, y añade que es “receptivo” a las modificaciones que impliquen mejoras.