Halo de esperanza en Burgos en la víspera de que entren las nuevas restricciones en la ciudad

La capital tiene hoy su mejor dato en dos semanas al sumar 1.584 positivos por cada 100.000 habitantes en 14 días y 760 en siete, lo que supone un descenso de casi trescientos en un día en ambos casos

Vicente Marañón, vicealcalde de Burgos, y Daniel de la Rosa, alcalde de BurgosServicio Ilustrado (Automático) PSOE

A partir de las doce y un minuto de esta medianoche, ya miércoles, Burgos da una nueva vuelta de tuerca para intentar contener al virus al intensificar las medidas de restricción a los ciudadanos. Pero lo hace con esperanza al contabilizar este martes su mejor dato en las últimas dos semanas, ya que ha pasado de los 1.800 casos por cada cien mil habitantes en 14 días y más de mil en siete que había ayer a 1.584 y 760, respectivamente este martes. “Este dato por sí solo no significa nada, pero es un halo de esperanza que nos invita al optimismo aunque habrá que esperar al menos una semana para ver como funcionan las nuevas restricciones”

Entre ellas, el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha planteado el cierre de las bibliotecas, ludotecas, teatros, salas de exposiciones y las actividades culturales con público. También la suspensión de cualquier competición deportiva con equipos federados en el municipio, el servicio de las instalaciones deportivas, escuelas deportivas para abonados y público en general, incluidos clubs deportivos, con la excepción de clubes profesionales y entidades deportivas de élite y los deportistas profesionales, que afectaría al San Pablo de Burgos de baloncesto, que podría disputar sus partidos

Asimismo, en el ámbito de servicios sociales, ha propuesto la suspensión de todas las actividades de ocio y formación, así como el programa de animación comunitaria en centros cívicos, programa de envejecimiento activo y de ocio infantil y juvenil, salas de encuentro, ludotecas y bibliotecas de centros cívicos. Y se cierre el centro de divulgación de aves también.

Se trata de un paquete de medidas que serán complementarias con las medidas que se espera que anuncie la Junta de Castilla y León en las próximas horas.

El Gobierno autonómico ha valorado positivamente las medidas propuestas por el Ayuntamiento de Burgos, dentro de su ámbito competencial, para contener la pandemia con el objetivo de reducir al máximo los contactos sociales y frenar el avance del coronavirus en la ciudad debido a la especial incidencia en los últimos días. En este sentido, adoptará en Consejo de Gobierno un Acuerdo con la ampliación de esas medidas en lo que se refiera a las competencias de carácter autonómico, y que incluirán, también, restricciones en actividades vinculadas a espacios de ocio, equipamientos culturales e instalaciones deportivas.

El primer edil de Burgos ha dado una rueda de prensa esta mañana junto al vicealcalde y portavoz de Ciudadanos, Vicente Marañón, para explicar las nuevas medidas, en la que apuntaba que ha pedido a la Junta por escrito que le unas recomendaciones para tener seguridad jurídica en todas las actuaciones que se van a llevar a cabo así como capacidad normativa para poder derivar personal seguridad a distintos puntos de la ciudad.

De la Rosa anunciaba que a lo largo de esta mañana el Ayuntamiento aprobará los decretos pertinente para poder dar cobertura jurídica también a las nuevas medidas y avanzaba que estas restricciones tendrán lugar durante siete días a partir de las 00:00 horas del miércoles 18 de Noviembre de 2020 hasta las 24 horas del martes 24 de Noviembre de 2020, pudiendo ser prorrogadas en caso de persistir la evolución desfavorable de la pandemia por otros siete días más, mediante un nuevo Decreto.

El alcalde aprovechaba también su presencia ante los medios para lanzar un mensaje de apoyo y responsabilidad a los burgaleses, para recordarles que ellos y la ciudad no son los culpables de la situación, sino que son varios factores los que están confluyendo a la vez, y para advertir de que serán contundentes con aquellos que incumplan las medidas.

“Los burgaleses tenemos una misión, que es conseguir aplanar la curva en la primera semana e invertirla en la segunda, y demostrar a toda España que sabemos hacer las cosas bien", destacaba, por su parte, Vicente Marañón.

También descartaba el cierre perimetral de la ciudad “ya que no resolvería el problema ni reduciría la expansión del coronavirus en el interior”, decía, y más si cabe teniendo en cuenta la situación geográfica y el gran peso industrial “que provoca que haya una gran movilidad de personas, sobre todo con los municipios del entorno”, apuntaba, aunque insistía en pedir al Ministerio de Sanidad que faculte a la Junta a decretar el confinamiento domiciliario en el municipio si fuera necesario.

Los responsables de los servicios afectados por los cierres o suspensión de actividades acordados adoptaran las siguientes medidas:

  1. 1- Identificaran los contratos de los que sean responsables y cuya ejecución pudiera verse afectada con ocasión del cierre de dependencias o suspensión de actividades.
  2. 2- Levantaran acta en la que consignen las circunstancias que han motivado la eventual imposibilidad de ejecución total o parcial del contrato y la situación de hecho en la ejecución de aquel.
  3. 3- Concederán audiencia al contratista, por una plazo de diez días, sobre la imposibilidad de ejecución del contrato y su suspensión.
  4. 4- Elaboraran propuesta de resolución sobre la suspensión de cada uno de los contratos afectados.
  5. 5- Los empleados municipales que desarrollen su actividad en las instalaciones o recintos afectados por las medidas de cierre o de suspensión de actividades deberán seguir prestando sus servicios como hasta ahora, sin perjuicio, en su caso, de la reasignación temporal de funciones o de las adaptaciones que fueren precisas durante el tiempo que se mantenga esta situación.

Test de antígenos

Por otra parte, el vicealcalde daba cuenta de la campaña de rastreo masivo y voluntario que se va a llevar a cabo a partir de este sábado 21 de noviembre y durante ocho días en las instalaciones deportivas de “El Plantío”, donde el Ejército colocará nueve carpas para las esperas y 18 líneas de análisis, a través de los test de antígenos de segunda generación para intentar tener una fotografía exacta de la situación epidemiológica de la ciudad. No en vano, está previsto que alcancen a uno de cada cuatro burgaleses.

Las pruebas se llevarán a cabo en bloques horarios de 9 a 11 horas, de 11 a 13 horas, de 14 a 16 horas y de 16 a 18 horas, y por zonas de salud para garantizar la seguridad y evitar masificaciones. Los dos primeros días se harán los test vecinos de tres zonas, los días tres, cuatro y cinco será el turno de burgaleses de otras cuatro zonas además de pequeñas y medianas empresas de menos de 500 trabajadores, y los días 6, 7 y 8 serán vecinos de otras cuatro zonas básicas de salud además de mutualistas.

En paralelo, el vicealcalde informaba de que se harán test de antígenos en las grandes empresas a través de sus servicios de riesgos laborales y con el apoyo de la patronal FAE.

También recordaba que los test son voluntarios pero animaba a los burgaleses a participar de esta campaña de análisis para tener una fotografía fija y real de la situación y poder aplanar la curva lo más pronto posible.

Cierre perimetral y del comercio

Por otra parte, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha desvelado este martes durante su comparecencia en las Cortes que el Ministerio de Sanidad propuso la semana pasada a la Junta de Castilla y León el cierre perimetral de la ciudad de Burgos, así como la clausura del comercio y de las universidades para frenar la expansión del virus. O lo que es lo mismo, una especie de confinamiento pasivo, cuando lo que había pedido la Junta es que fuera un confinamiento domiciliario, aunque se acordó con el ministro Illa a esperar una semana más a ver los efectos de las medida que se pusieron en marcha como la limitación a tres personas las reuniones así como los aforos en lugares de culto o el cierre de espacios deportivos y culturales.