Armisén pide acabar con el concepto de ciudad como “único” modelo de éxito

La presidenta de la Diputación de Palencia reivindica la vida en los pueblos como lugares “repletos de oportunidades”

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, participa en Nueva Economía ForumDip. PalenciaLa Razón

Corregir el “radical” desequilibrio entre el modelo urbano y el rural; acabar con el concepto de ciudad como “único” modelo de éxito; dotar a los pueblos de servicios, comunicaciones y, sobre todo, de tecnología para que puedan asentarse empresas y la gente pueda trabajar desde su casa; y vender el mundo rural como lo que es, un lugar “repleto” de oportunidades.

Estas son, grosso modo, las reivindicaciones que ha hecho este martes la presidenta de la Diputación de Palencia y de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), Ángeles Armisén, para revertir el fenómeno de la despoblación que sufre España, en general, y la provincia palentina, entre otras muchas zonas del país, en particular, durante su participación en el encuentro de Nueva Economía Fórum ‘La España despoblada’, organizado por el periodista y sociólogo Manuel Campo Vidal.

Armisén trasladaba también que dicha tendencia es un aspecto que la institución provincial que preside “lleva años trabajando y que, tras el confinamiento domiciliario por la crisis de la covid, se asentó una percepción clara de un cambio de vida y de valores en la sociedad. Todo ello -recordaba- de la mano de la campaña ‘Todo va a cambiar. Volver a ser, Palencia’, en contra de la superpoblación urbana.

Asimismo, apuntaba que este problema social “es una tendencia que, para ser revertida, debe asentarse en una conectividad suficiente y de calidad, una estructura telemática para poder trabajar desde cualquier rincón de nuestro país y una labor de cambio en el modelo de comunicación para mostrar el medio rural como alternativa real de una España que está llena de opciones.

Finalmente, aseguraba que es “fundamental” incluir el principio de ruralidad en la legislación, dado que “no se pueden seguir haciendo normas iguales para Madrid que para un municipio de menos de 500 habitantes".

Preguntada por la agrupación de municipios como posible solución a la despoblación, como plantea la Junta, Armisén aclaraba que suprimir la estructura administrativa "no elimina la necesidad de seguir prestando servicios a los vecinos que apuestan por desarrollar su proyecto de vida allí”. "Unos servicios que, decía- en la mayor parte de los casos presta el alcalde o concejal sin retribución alguna”.

Por lo tanto, la presidenta de la Diputación de Palencia defendía como solución “real " buscar funcionalidades de esas zonas o territorios en lugar de suprimirlos.