El presidente Alfonso Fernández Mañueco y sus consejeros no se subirán el sueldo

De este forma el Gobierno regional no aplicará la medida prevista en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021

El presidente Alfonso Fernández Mañueco junto al resto de miembros del Gobierno regionalLeticia Pérez/Ical

La sociedad quiere ejemplos de los políticos, ante la mala situación que están padeciendo como consecuencia de la pandemia provocada por la Covid-19. Consideran que como representantes de los ciudadanos son los primeros que tienen que tomar decisiones. Pues el Gobierno de Castilla y León así lo ha hecho. Su presidente, Alfonso Fernández Mañueco; su vicepresidente, Francisco Igea; y el resto de miembros del Ejecutivo autonómico no se subirán el sueldo el próximo año.

De este modo, no aplicará la medida prevista en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 que fija un  incremento del 0,9 por ciento para todos los empleados públicos, algo que sí hará efectivo para el resto de trabajadores.

En medio de un escenario de crisis marcado por la pandemia, la Junta ha decidido congelar el salario de estos altos cargos de la Administración, a diferencia de lo que ha ocurrido en el ámbito nacional, donde sí afectará a lo que cobran el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a sus ministros.

En concreto, el proyecto de Presupuestos fija un incremento del 0,9 por ciento, el mismo porcentaje en el que crecerán las pensiones. De este modo, se actualizarán los sueldos de los empleados públicos, tras una subida este año 2020 del dos por ciento, que en Castilla y León afectó a más de 162.000 empleados públicos, entre ellos 83.990 de la administración autonómica, con un desembolso de 80 millones de euros.