Caen las detenciones por tráfico de drogas pero crecen las denuncias por consumo y tenencia

Hasta septiembre, las incautaciones de plantas de cannabis suponen ya el 75 por ciento de lo decomisado en todo el año anterior

A lo largo del pasado año, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han realizado un total de 618 detenciones por delitos de tráfico de drogas -un 3 por ciento del total nacional-, lo que supone un descenso del 8 por ciento respecto a 2018, un año en el que se practicaron 671 arrestos, aunque aumentaron en un 13 por ciento las denuncias relacionadas con consumo y tenencia.

Unos datos que se desprenden del Informe Anual sobre Drogas realizado por el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado del Ministerio del Interior.

Según informaciones recabadas por la Policía Nacional y la Guardia Civil, los detenidos hasta el 31 de agosto de este año por este tipo de delitos eran ya 454 personas, un 73 por ciento del total del año 2019. De este modo, se han practicado 221 detenciones, la mayoría de ellas en Valladolid (75), Burgos (35) y la Guardia Civil otras 233, destacando por provincias también Valladolid (53), Ávila (49) y Palencia (35).

Y en los primeros ocho meses del presente año las incautaciones de plantas de cannabis suponían ya el 75 por ciento de los incautado en todo el año anterior, a pesar de los tres meses de confinamiento domiciliario entre marzo y junio.

En cuanto a los alijos incautados en este 2020, destacan los 253,8 kilos de marihuana (362 kilos en 2019), más otras 10.515 plantas (aproximándose a las 14.017 de todo 2019), a los que habría que sumar otros 51 kilos de hachís (muy por debajo de los 306 del pasado año, probablemente por efectos del cierre de fronteras durante el primer estado de alarma); 42 de sustancias como speed, cristal o ketamina; 13,4 de cocaína y 3,8 kilos de heroína.