Proyectos con mucha imaginación en zonas afectadas por la descarbonización

Es la receta que sugiere Cristina Rivero en la Conferencia de Apertura de la Fundación Schola

La Fundación Schola y el Foro de Empresarios de Castilla y León abrieron el curso con la primera de sus conferencias, aunque esta vez y por causa de la pandemia, se tuvo que desarrollar de manera online. La invitada, en esta ocasión, la directora del departamento de Industria, Energía, Medio Ambiente y Clima de la CEOE, Cristina Rivero, para hablar sobre un tema candente, “La descarbonización como motor de recuperación económica”.

En declaraciones a LA RAZÓN, Rivero señalaba que se hace imprescindible usar la imaginación para levantar proyectos en zonas de cuencas mineras, que “calen” y que puedan desarrollar a su alrededor otro tipo de actividades. Y es que Castilla y León es una de las Comunidades no sólo de España, sino de toda Europa afectada por este proceso, donde se apuesta claramente por la sostenibilidad, “que al final hemos visto que era uno de las grandes condicionantes para acceder a los fondos de la UE”.

De esta manera, sí o sí, se tenía que producir un cambio radical, con un objetivo que se vean reforzadas dos de las palancas que son la transformación ecológica y la digitalización, que suponen una “gran oportunidad” de cara al futuro.

¿Pero cuál ha ha sido la razón para esa aversión al cambio? “Muchas, algo lógico”, responde Rivero entre las que cita cambiar una forma de vida y de producir, como ejemplo, y no olvida que gracias al carbón, que ha sido un puntal “nos hemos industrializado”.

Pero los tiempos cambian, la ciencia progresa y encuentra nuevos caminos y Europea ha tomado la bandera del cambio climático, aunque advierte que los ritmos no pueden ser iguales para las distintas regiones europeas, por que por ejemplo en los países nórdicos la fuente de energía es el agua y en Polonia, el 90 por ciento depende de este fósil.

“Hay que escuchar a la ciencia. Es muy tozuda. Y España es el país más vulnerable al cambio climático, y se está viendo en el fuerte impacto en especies vegetales y animales”, indica para finalizar hablando también de la digitalización, otro reto muy a tener en cuenta e imprescindible ya, al implicar menos emisiones de gases de efecto invernadero, además de optimizar de mejor manera los recursos.