Fernández Mañueco pide a Sánchez una nueva Conferencia de Presidentes, ayudas directas a la hostelería y ampliar los ERTE

El presidente de Castilla y León remite una carta al dirigente estatal para que “asuma su responsabilidad” ante la “grave situación” provocada por la segunda ola

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, envía una carta a Sánchez para pedir un Plan de Choque Nacional de ayudas a la hosteleríaJcylLa Razón

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que le solicita, entre otras medidas, convocar urgentemente una nueva Conferencia de Presidentes para hacer el seguimiento de la evolución de la pandemia, así como un plan de ayudas directas a la hostelería y ampliar los ERTE, que financiaría en un 50 por ciento el Gobierno central, el 35 por ciento la Junta y el 15% los ayuntamientos.

En la misiva,el presidente recuerda al presidente del Gobierno que él mismo se comprometió a convocar la Conferencia de Presidentes durante la duración del Estado de Alarma para evaluar las medidas puestas en marcha para atajar la expansión del coronavirus.

Por otra parte, el presidente de Castilla y León insta a Sánchez a reforzar las medidas de carácter económico para paliar las dificultades de los sectores más castigados por la pandemia con un plan nacional de ayuda directa a la hostelería con la participación de todas las administraciones públicas en función del porcentaje de gasto público de cada administración.

También le pide ampliar los ERTE, la carencia de créditos ICO y la protección de autónomos, sin perjuicio de otras medidas de compensación. ”Desde Castilla y León estamos trabajando dentro del Diálogo Social en estas propuestas económicas y sociales para ayudarles en estos difíciles momentos”, concluye la carta

Mañueco enmarca sus peticiones en unas “circunstancias extraordinarias” que concurren por la expansión descontrolada de la pandemia de la COVID-19, “una crisis sanitaria sin precedentes y de enorme magnitud, tanto por el muy elevado número de castellanos y leoneses afectados como por el riesgo para sus derechos fundamentales a la salud pública y, en definitiva, a la propia vida”.

En esta situación, afirma el presidente, que “siempre he adoptado las acciones políticas y administrativas necesarias y responsables, aunque hayan sido comprometidas, para proteger la salud de las personas, contener la progresión de la enfermedad, y reforzar el sistema de salud en nuestra Comunidad Autónoma”.