La escuela concertada y la especial se moviliza en Castilla y León contra la Ley Celaá

La Plataforma Más Plurales prosigue con su campaña y anuncia protestas la semana que viene en León, Valladolid, Palencia y Burgos

La Asociación Ayuda a la Dependencia y Enfermedades Raras de Castilla y León apoya a las familias con hijos con discapacidad para que no se cierren los colegios de Educación Especial.mir_icalIcal

En el día en el que se vota en el Congreso de los Diputados la polémica Lomloe, la nueva Ley Educativa, más conocida como Ley Celaá, por el apellido de la ministra que la impulsa, y nada más onocerse también el rechazo a la enmienda que presentaron anoche “in extremis” PNV y Junts per Cat con el apoyo del PP, Ciudadanos y Vox, para “garantizar” una oferta “suficiente” de plazas en la escuela concertada, la Plataforma Más Plurales intensifica sus protestas a las puertas de la Cámara Baja para mostrar su rechazo, pero también, anuncia nuevas movilizaciones para la semana que viene por toda España, que en Castilla y León se llevarán a cabo en León, Valladolid, Palencia, Salamanca y Burgos.

Objetivo: informar, sensibilizar y movilizar a todas las comunidades educativas en contra de una normativa que “ataca de forma sesgada e intencionada” a la educación concertada y la especial además de atentar contra el derecho a la libertad de los padres para elegir centro educativo para sus hijos.

Bajo el lema “Más plurales, más libros, más iguales. Hacia una escuela realmente inclusiva, con todos y para todos”, la plataforma rechaza este proyecto de Ley “intervencionista” y que “se carga directamente la pluralidad de nuestro sistema educativo”, denuncian desde este movimiento ciudadano, desde consideran que la pluralidad en la educación y la libertad de elección de las familias al tipo de centro que consideren más adecuado para sus hijos es algo innegociable y fundamental para la organización y planificación del sistema educativo y que se ve seriamente amenazado por la Ley de la socialista Isabel Celaá, que en diez años pretende acabar con la educación especial, y que los escolares con alguna discapacidad pasen a estudiar a un centro ordinario, con los problemas que ello conlleva de falta de medios y formación para poder atenderles bien, además de que se eleva el riesgo de acoso escolar a estos estudiantes.

Así las protestas en Castilla y León se van a llevar a cabo en León el lunes 23 noviembre a las doce del mediodía en la Plaza La Inmaculada, mientras que en Valladolid se celebrará el martes a las seis de la tarde en la Plaza del Milenio. El mismo día se celebrará en Burgos, donde está prevista otra movilización a las seis de la tarde en la calle Vitoria. Palencia acogerá una nueva protesta de Más Plurales también a las 18 horas en la Plaza de la Inmaculada el día 26, mientras que en Salamanca se desarrollará el día de diciembre a las 18 horas en la Plaza de la Constitución.

La Plataforma Más Plurales ha registrado esta semana escritos dirigidos a la Presidenta del Congreso de los Diputados y a los Grupos Parlamentarios solicitando la paralización de la LOMLOE y han recogido más de 1,5 millones de firmas recogidas a través de la web www.masplurales.es.

Algo que, en opinión de esta plataforma, constata la “enorme preocupación” y el “fuerte rechazo” que el Proyecto de Ley Educativa ha provocado en una parte importante de la sociedad.

En Castilla y León la Plataforma Más Plurales está formada por la confederación de asociaciones de padres CONCAPA, los sindicatos FSIE y FEUSO Castilla y León, las patronales Escuelas Católicas Castilla y León y CECE y varias federaciones de asociaciones de AMPAS católicas provinciales como FECAMPA Burgos, Salamanca y Valladolid. Más Plurales representa en Castilla y León a más de 100.000 alumnos, miles de familias, más de 10.000 profesionales y 200 centros educativos, el 30 por ciento de la educación de la Comunidad.

La Asociación Ayuda a la Dependencia y Enfermedades Raras de Castilla y León apoya a las familias con hijos con discapacidad para que no se cierren los colegios de Educación Especial.mir_icalIcal

Concentración en Valladolid

Además, unas 40 personas de familias con alumnos con discapacidad se han concentrado en el barrio de Covaresa de Valladolid para protestar por esta ley. Con pancartas en las que se podía leer ‘La Educación Especial es una herramienta de inclusión social. No al cierre de los colegios de Educación Especial’, las familias manifestantes lanzaron consignas contra la ministra Celaá y su polémica reforma de la ley educativa. Los padres expresaron sus dudas sobre la supervivencia de los colegios de Educación Especial ya que la nueva ley contempla que actuarán como centros de recursos y apoyo para los centros ordinarios. Fueron especialmente críticos con el artículo 74.3 que contempla “lograr el acceso o la permanencia del alumnado en el régimen más inclusivo”.

Los padres de alumnos con discapacidad tienen claro que la mejor inclusión es proporcionar a estos niños las necesidades educativas que requieren y garantizar sus derechos como personas, y ponen su esperanza en la Junta de Castilla y León, que es quien tiene las competencias educativas, para que pueda corregir de alguna forma la situación, si finalmente la Ley sale adelante.