La Diputación de Salamanca contratará a 202 desempleados para obras y servicios de interés general

Su presidente, Javier Iglesias, resalta que es “vital afrontar la situación de inestabilidad actual provocada por la pandemia”

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, acompañado de los diputados de Desarrollo Rural y Empleo, Antonio Agustín Labrador y de Recursos Humanos, José María SánchezDip. Salamanca

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, acompañado de los diputados de Desarrollo Rural y Empleo, Antonio Agustín Labrador y de Recursos Humanos, José María Sánchez, ha informado de la contratación de 202 desempleados de la provincia para cubrir puestos de trabajo de interés general dentro de la administración provincial.

Estas contrataciones se llevan a cabo gracias a los programas de fomento del empleo que desarrolla la Junta de Castilla en colaboración con las administraciones provinciales y locales, por lo que, en total se destinarán 2.520.800 euros para los planes Covel, Mayel, Jovel y AIR.

El presidente de la Diputación explicó que se trata de un plan de choque necesario para fomentar el empleo en la provincia y que es especialmente importante para afrontar la situación de inestabilidad actual, generada por la pandemia.

En concreto, gracias al programa Covel, que es novedoso, se contratarán a 184 personas desempleadas para obras y servicios de interés general como peones, administrativos, técnicos de Turismo, empleados para las residencias, ordenanzas o bibliotecarios, entre otros.

Para la contratación de personas en este programa, tendrán preferencia mujeres sin educación superior; desempleados de entre 35 y 45 años con responsabilidades familiares y parados de larga duración. Los contratos serán de jornada completa durante 180 días.

Por su parte, el programa Jovel está dirigido a jóvenes menores de 30 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil y se llegará a contratar a 10 jóvenes a jornada completa durante 180 días. Los puestos que se cubrirán serán los de agentes de igualdad, monitores deportivos y socioculturales y técnicos en nuevas tecnologías.

Javier Iglesias se refirió también al programa Mayel que en esta ocasión tiene como destinarios principales los desempleados mayores de 55 años, por sus dificultades a la hora de reincorporarse al mercado laboral. En este apartado se formalizará un contrato de 1 año para 5 trabajadores que desempeñarán su labor como peones agrícolas, técnicos de inclusión social y coordinador de servicios electrónicos.

Por último, se contratarán 3 desempleados como Agentes de Impulso Rural, gracias al programa AIR, con el fin de favorecer el desarrollo local de las comarcas donde actúen. En esta ocasión, las preferencias de contratación son para jóvenes menores de 35 años; mujeres con licenciatura en ADE, Empresariales o Turismo; mayores de 45 años que carezcan de prestaciones y con cargas familiares; y parados de larga duración. El contrato será de un año de duración a jornada completa.

Estos programas, concluyó el presidente, dan un impulso necesario a la creación de empleo de calidad en el mundo rural e inciden especialmente en los colectivos que más lo necesitan. Por tanto, se trata de unas políticas útiles y que contribuyen a luchar contra la despoblación.