Esperanza para Soria, Cuenca y Teruel

Fernández Mañueco, Page y Lambán arrancan a la comisaria Margrethe Vestager su compromiso con las ayudas a la compensación en zonas despobladas

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante la reunión telemática con la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestagermir_icalIcal

Buenas noticias para las provincias de Soria, Cuenca y Teruel, en su lucha por ser consideradas en la Europa de la Unión como «zonas desfavorecidas» para, de esta forma, poder recibir fondos europeos de compensación por su baja densidad de población.

Y es que los presidentes de los Gobiernos de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón, Alfonso Fernández Mañueco, Emiliano García page y Javier Lambán, han conseguido arrancar a la vicepresidenta europea y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, durante la reunión telemática que mantenían ayer, su compromiso de que «hará todo lo posible» para que se puedan modificar las futuras directrices de ayudas estatales de finalidad regional, que entrarán en vigor en 2022, y que estas sean las mismas para todas las zonas de la Unión Europea con similares problemas demográficos.

Así, de fusionarse en un único régimen jurídico las categorías de «zonas poco pobladas» «zonas de muy baja densidad de población», donde se encuentran los lugares más septentrionales de los países nórdico, se abriría la puerta a que Soria, Cuenca y Teruel, que tienen una densidad de población de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado, se equiparen a las de ocho habitantes de estas áreas del norte de Europa y poder así recibir estas ayudas de compensación que tienen efectos positivos en el empleo, los salarios, la creación de empresas y las tendencias para fijar población.

Fuentes del Gobierno autonómico aseguran que de conseguirse esta modificación, sería un balón de oxígeno para las tres provincias españolas, teniendo en cuenta el desalentador escenario económico y social que se avecina derivado de la pandemia, y que podría ahondar aún más si cabe en el desequilibrio que ya padecen estos territorios.

Antecedentes

Los tres presidentes autonómicos han puesto de manifiesto que las Comunidades de Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León están colaborando y participando activamente en los debates del Foro de Regiones con Desafíos Demográficos, en las distintas Conferencias Sectoriales, en el Grupo Institucional para la elaboración de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico o en el Comité europeo de las Regiones, con el objetivo común de reducir las desigualdades derivadas de los desafíos demográficos y mantener su cohesión económica, social y territorial, a cuyo refuerzo debe encaminarse la acción de la Unión Europea, con arreglo al artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón han venido trabajando durante los últimos años y consensuando planteamientos dirigidos a paliar las desigualdades generadas en sus territorios a causa de los altos índices de envejecimiento, despoblación y dispersión, reclamando que la financiación autonómica descanse en el principio constitucional de igualdad entre todos los ciudadanos.

Así, sus tres responsables autonómicos consideran que el debate y aprobación del nuevo Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea (MFP) para el periodo 2021-2027 deberá afrontar desafíos como el reto demográfico, y que resulta fundamental que Europa incluya a España entre las regiones afectadas por el fenómeno de la despoblación.