Cada caso de covid detectado en el cribado masivo en Burgos evitará al menos cinco contagios

Arranca la toma de muestras a la población burgalesa, donde se espera llegar a los 45.000 vecinos

Cribado masivo de test antígenos en BurgosRicardo Ordóñez/Ical

Cada caso de covid detectado en el cribado masivo que se está realizando desde esta mañana en la capital burgalesa evitará, al menos, entre cinco y siete contagios en el plazo de una semana, con la consiguiente reducción de presión en urgencias y la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, donde podría llegar alguno de ellos, ha informado la gerente de Atención Primaria de Burgos, Mónica Chicote.

Chicote ha explicado que lo que se busca es detectar casos de contagiados asintomáticos, que suelen ser “hipercontagiadores”, por lo que cada caso que se identifique tiene una especial relevancia para contribuir a frenar la expansión de la pandemia.

Aunque la afluencia de voluntarios para someterse a este cribado era menor de lo esperado en las primeras horas de esta mañana, la gerente de Atención Primaria ha insistido en que su objetivo es que en los ocho días que durará esta actuación se realicen pruebas al 25 por ciento de la población burgalesa, lo que supone unas 45.000 personas.

Cribado masivo de test antígenos en BurgosRicardo Ordóñez/Ical

Para lograrlo, cuentan con 170 voluntarios remunerados que son personal de Sacyl, a los que se suman como apoyo la Policía Local y Protección Civil de Burgos y el Ejército, que se ha encargado del montaje de las tres carpas en las que se están realizando las tomas de muestras.

A los análisis a la población en general se sumarán la semana que viene los que se realicen en empresas de más de 150 trabajadores por sus propios servicios de prevención, que después facilitaran los datos a Sacyl, y en dos puntos de los polígonos industriales para pequeñas y medianas empresas.

Chicote ha reconocido que le preocupa la situación de los profesionales de Atención Primaria que llevaban años con “sobrecarga”, ahora han visto aumentar su actividad entre el 30 y el 40 por ciento y tras los resultados de este cribado masivo tendrán que realizar otro esfuerzo extra para atender los nuevos casos que se detecten y sus entornos.

De hecho, ha adelantado que estudia la puesta en marcha de un “servicio aparte” para que asuma la carga administrativa de los sanitarios y se encargue del seguimiento de los contactos.