Miles de hosteleros toman las calles de Valladolid para clamar por que les dejen trabajar

El sector recorre el centro de la ciudad en defensa de su futuro y para pedir a la Junta un plan de desescalada y que si no les permiten abrir, que al menos puedan tener ayudas directas para sobrevivir

Thumbnail

La hostelería y el ocio nocturno en Castilla y León no aguanta más. Este sector está siendo uno de los más castigados en esta crisis sanitaria desde el principio, primero al no poder abrir por el estado de alarma, luego por las numerosas limitaciones que han tenido que seguir durante la desescalada y, finalmente, cuando empezaban a coger aire y recuperarse, con una segunda ola demoledora que les tiene otra vez confinados y sin poder abrir al público salvo para pedidos para llevar o recoger al menos hasta el 3 de diciembre según el decreto de la Junta que, ayer, en boca de su vicepresidenta dejaba caer que si la tendencia sigue como hasta ahora y se bajan de los 400 casos por cada cien mil habitantes podrían levantarse las restricciones justo antes del “Puente” de diciembre.

“Los empresarios necesitan compensaciones económicas ya que nos están obligando a cerrar con limitar la actividad de nuestros negocios, pero también los trabajadores de los establecimientos ya que que muchos de ellos, aunque apuntados a los ERTES, llevan desde el pasado marzo sin cobrar un solo euro”, advierten desde la Asociación de Hostelería de Valladolid.

Pese a este anuncio, miles de hosteleros, pero también repartidores, distribuidores y proveedores y autónomos, el sector de la cultura y el ocio nocturno, empresas de eventos y espectáculos, las agencias de viajes, los taxistas, las asociaciones de turismo rural y a los diferentes colectivos de empresarios de servicios y comercio, han tomado este martes las calles de Valladolid en defensa de su futuro para pedir al Gobierno autonómico que les dejen abrir sus negocios porque no son los culpables de la expansión del virus y para reclamar, si no les permiten poder hacerlo, ayudas directas a fondo perdido con las que puedan sobrevivir, además de no pagar impuestos porque carecen de ingresos.

Durante la protesta, seguida con pitos, cacerolas y bocinas, se podían leer numerosas pancartas de apoyo a la hostelería y las miles de familias que viven de este sector, otras para denunciar el daño que los botellones y las fiestas ilegales están haciendo a la sociedad debido al cierre de los establecimientos y otras más con críticas hacia el Gobierno autonómico, como una que rezaba “Fernández Mañueco, no somos tus muñecos” , “la hostelería no es la culpable, nos estáis matando” o “cobrar impuestos sin actividad es confiscar”

Miles de hosteleros se manifiestan en Valladolid para reclamar que les dejen trabajar o si no que les den ayudas directas a fondo perdido
Miles de hosteleros se manifiestan en Valladolid para reclamar que les dejen trabajar o si no que les den ayudas directas a fondo perdidoLa RazónLa Razón

También se podían ver otras pancartas con mensajes de advertencia a las autoridades de la precaria situación que atraviesa un sector con 35.000 negocios y 120.000 empleos directos en la Comunidad (5.000 empresas en Valladolid con 11.000 trabajadores”: “SOS hostelería”, era el mensaje más repetido, aunque había otros como “la hostelería no es el virus. La responsabilidad es de todos”, “Nos somos parte del problema sino de la solución”.

La protesta arrancaba a las 10.30 horas en la plaza de San Pablo, donde se leía un primer manifiesto frente a la Diputación Provincial de Valladolid, para continuar por la calle León, plaza de San Miguel, Doctor Cazalla, San Benito, plaza de la Rinconada, calle Jesús, plaza Mayor, donde frente a la fachada del Ayuntamiento se volvía a leer un segundo comunicado. Después, la marcha proseguía por las calles Santiago, Doctrinos, avenida Miguel Ángel Blanco y plaza del Milenio, para llegar a la sede de la Delegación del Gobierno, donde se leía un tercer manifiesto, antes de finalizar por plaza del Milenio, avenida Miguel Ángel Blanco, avenida de Salamanca y plaza de las Cortes de Castilla y León. Allí, frente a la fachada del Parlamento regional, se leía el cuarto y último texto antes de dar por finalizada la manifestación.

Los hosteleros toman las calles de Valladolid en defensa de su futuro
Los hosteleros toman las calles de Valladolid en defensa de su futuroLa RazónLa Razón

Descontento con la Junta

La presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid María José Hernández, aseguraba respecto a la reunión de ayer con la Junta que no salieron “nada contentos” porque creían que iban a salir con un plan de ayudas directas definido y una fecha par recuperar la actividad “y nada de nada”, se quejaba Hernández-

También exigía un plan de desescalada, de apertura, con fechas, porque para retomar la actividad requieren de “certidumbres” para poder hacer una planificación, por ejemplo, de las compras a proveedores. “Nos han expropiado temporalmente nuestros negocios y las ayudas económicas tienen que ser acordes a esta situación”, denunciaba.