Los pagos a Hacienda mediante terminal de punto de venta virtual se abren paso en Castilla y León

Junta y Banco Sabadell consolidan esta herramienta por la que ya se han realizado más de 142.000 abonos por valor de 5,4 millones de euros en tres años

Pago con tarjeta en un terminal de punto de venta
Pago con tarjeta en un terminal de punto de venta

Los castellanos y leoneses han realizado más de 142.000 pagos a la Agencia Tributaria mediante tarjeta a través de un terminal de punto de venta virtual (TPV virtual) que facilita el Banco Sabadell gracias al acuerdo que, desde hace tres años, mantiene con el Gobierno autonómico, para hacer más fácil y rápida a los ciudadanos este trámite obligatorio con Hacienda al evitar desplazamientos a las entidades colaboradoras en la recaudación para efectuar el pago de tributos u otros ingresos de derecho público.

Unos pagos por valor de 5,4 millones de euros, según informan fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda., desde donde consideran esta herramienta de “gran utilidad” para que los ciudadanos de la Comunidad puedan realizar pagos telemáticos con tarjeta sin tener que emplear certificado de usuario.

La aceptación por los castellanos y leoneses de este medio de pago ha sido muy favorable desde su implantación, tal y como lo reflejan las cifras, habiéndose pasado de los 2.241 pagos realizados en 2017, a los 64.579 formalizados hasta el 15 de diciembre de 2020, año en que se ha duplicado el número de pagos realizados respecto a 2019 como consecuencia de la crisis sanitaria originada por la pandemia del COVID- 19.

Atendiendo al volumen de operaciones por consejerías, la de mayor peso relativo tanto en número de pagos como en importe es la Consejería de Educación, seguida de la de Sanidad, Fomento y Medio Ambiente y Presidencia.

Por su parte, Banco de Sabadell S.A. dispone de especialización, solvencia y experiencia, así como de los recursos materiales y humanos necesarios para prestar la asistencia en el cobro, lo que ha puesto a disposición de la Administración Regional de forma gratuita. La entidad financiera está autorizada para actuar como entidad colaboradora en la gestión recaudatoria de la Comunidad y está adherida al sistema de pago telemático.

Nuevas tecnologías al servicio del ciudadano

El departamento que dirige Carlos Fernández Carriedo ha concentrado dentro de sus competencias una parte importante de su actividad apostando por la utilización de las nuevas tecnologías de comunicación telemática, con el propósito de facilitar el cumplimento de las obligaciones de los ciudadanos ante la Administración de la Comunidad. Por ello, hace casi dos décadas, inició el proceso de desarrollo de los procedimientos necesarios para permitir la presentación de autoliquidaciones tributarias y el pago de deudas públicas a través de Internet.

Dado el carácter generalizado del uso de tarjetas, que facilitan al ciudadano realizar sus pagos, la Junta considera de gran utilidad el desarrollo de esta opción telemática para que los ciudadanos puedan realizar pagos con tarjeta sin tener que emplear certificado de usuario y evitando desplazamientos.

Esta prioridad se engloba dentro del compromiso de la Consejería de Economía y Hacienda por acercar cada vez más la administración tributaria a los ciudadanos, extendiendo los beneficios de las nuevas tecnologías al pago telemático de los tributos, facilitando y haciendo más accesible a los ciudadanos el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

La implantación y desarrollo de esta modalidad de pago telemático se ha realizado de forma gradual y controlada, a fin de identificar y solucionar los problemas operativos que se pudieran ocasionar. En un primer momento la colaboración se ha centrado en el pago de ‘tasas, precios públicos y otros ingresos’ (modelo 046), con la intención de avanzar en el desarrollo del TPV virtual para el pago del impuesto que grava la “compraventa de determinados medios de transporte entre particulares” (modelos 620 y 620web), teniendo en cuenta tanto los resultados obtenidos como el grado de aceptación de esta modalidad de pago por los ciudadanos de la Comunidad de Castilla y León.