Coronavirus

Los obispos levantan la voz contra la limitación del aforo en los lugares de culto a 25 personas máximo

Los prelados de las once diócesis de la Comunidad asumen lo complicado de la situación pero recuerdan que han aplicado siempre las medidas sanitarias y piden un criterio proporcional

Misas con distancia de seguridad
Feligreses guardan distancia de seguridad durante la misa celebrada este domingo en la localidad vallisoletana de Viana de Cega tras declararse el estado de alarma por la pandemiaNACHO GALLEGOEFE

Los obispos y arzobispos de Castilla y León han levantado la voz este sábado contra la reducción a un tercio en los lugares de culto hasta un máximo de 25 de personas, como medida de prevención frente a la covid, publicada ya en el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl) junto al toque de queda a las ocho de la tarde, la prohibición de moverse entre provincias o la limitación a cuatro el número de personas no convivientes que pueden reunirse en espacios públicos y domicilios, y que entrarán en vigor e las 20 horas de hoy.

En un documento al que ha tenido acceso LA RAZÓN, los prelados admiten que la situación es delicada y que requiere del esfuerzo de todos para salir de ella en materia preventiva para evitar más contagios y muertes e impedir el temido colapso sanitario.

Pero dicho todo esto, recuerdan también que desde que comenzara la pandemia el pasado mes de marzo, las miles de parroquias de las once diócesis han sido consecuentes con la situación y han aplicado las indicaciones sanitarias además de aceptar la limitación de aforos y actividades que se han estipulado en cada momento y fases de esta crisis sanitaria.

El trabajo realizado por las diversas comunidades de nuestras respectivas diócesis ha sido grande, como también enorme el esfuerzo de Cáritas y otras organizaciones eclesiales para prestar ayuda en estos meses tan difíciles”, apuntan.

Además, aseguran que no les parece “razonado ni aceptable” que el criterio de ese mayor esfuerzo sea una limitación de aforo a 25 personas por templo, “cuando la superficie y volumen de los miles de templos, ermitas y capillas que hay en Castilla y León es muy diversa”, por lo que piden que se siga un criterio más proporcional, como se ha seguido en toda España en las distintas fases de la pandemia.

Respecto a este numerus clausus, los obispos y arzobispos creen que es “injusto” y “desproporcionado” y advierten que, además, impide el ejercicio del derecho fundamental de la libertad de culto especificado en el artículo 16, 1º de la Constitución de 1978.

Ante esta situación, avanzan que han hecho llegar a los dirigentes políticos su rechazo a esta restricción con la esperanza de, al menos, ser escuchados, para que se pueda dar marcha y rectificar esta medida se aplique otra más proporcional y razonada “como se ha hecho en otros territorios de la España autonómica”.

Finalmente, los religiosos reivindican el derecho del pueblo cristiano a participar en la Eucaristía “porque es fuente del amor y de la esperanza que nuestra sociedad necesita especialmente en esta hora”, y expresan su compromiso de seguir instando al pueblo cristiano a poner en práctica las medidas acordadas por las autoridades para prevenir los contagios.