Morán pide a Sánchez que mire a León ante una declaración de zona catastrófica por el temporal

El presidente de la Diputación señala que la nevada de varios centímetros de espesor que estos días ha tenido que soportar Madrid alcanza varios metros en 549 pueblos leoneses

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán
El presidente de la Diputación de León, Eduardo MoránIcal

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, envió una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para exponerle la “calamitosa situación” que sufre la provincia leonesa y que “supera con creces la que padece la capital madrileña” y solicitar que cualquier declaración de zona catastrófica por el temporal tenga en cuenta la realidad de León.

Así, ante la solicitud por parte del alcalde de Madrid al Gobierno de España de la declaración de zona catastrófica para la capital por los efectos del temporal ‘Filomena’, Morán detalló que la nevada de varios centímetros de espesor que estos días ha tenido que soportar Madrid, alcanza varios metros en numerosos pueblos leoneses, “549 exactamente”, cuyos vecinos, “personas mayores en su mayor parte, se ven privados por el temporal de nieve de acceder a los servicios más básicos”.

Asimismo, Eduardo Morán expuso las “gravísimas complicaciones” que el hielo y la nieve provocan en las infraestructuras viarias de montaña de la provincia de León, agravando “los problemas y limitaciones de esos 42.700 leoneses y leonesas que viven en medio centenar de municipios de las comarcas de La Cabrera, Maragatería, El Bierzo, Los Ancares, Laciana, Babia, Luna o las montañas Central y Oriental de la provincia a la hora de acceder a servicios esenciales en estos días especialmente duros en términos climatológicos”, informa Ical.

De igual forma, Morán apuntó que la virulencia de los últimos temporales que han afectado a la provincia ha dejado importantes deterioros en viviendas, instalaciones de uso colectivo y negocios particulares, circunstancia que consideró “más preocupante en un territorio como el de León, que sufre como ningún otro la lacra de la despoblación”.

El máximo responsable de la institución provincial también destacó que otras infraestructuras, “como la telefonía móvil y fija, donde hay cobertura, teniendo en cuenta que en la mayoría de estos pueblos carecen de internet, sufren cortes permanentes, como ocurre con la energía eléctrica, donde en algunas ocasiones ha habido tenido que abrir accesos con la maquinaria de la Diputación para que las empresas suministradoras pudieran instalar equipos electrógenos”.

Una situación “tan grave”, en la que Eduardo Morán recordó que “incluso ha habido que lamentar víctimas mortales”, como fue el caso de dos trabajadores perecieron en la zona de San Isidro que León comparte con Asturias a causa de un alud que arrastró decenas de metros la máquina con la que trabajaban. Al hilo de ello, puso en conocimiento al presidente del Gobierno de que solo la Diputación de León gestiona en la provincia más de 3.300 kilómetros de carreteras de las que “más de la mitad tienen graves problemas estos días por los efectos de la nevada y las heladas provocadas por el temporal”.

El presidente de la institución provincial, que quiso dejar clara su solidaridad con Madrid ante los complicados días que están viviendo, consideró necesario recordar otras situaciones “infinitamente más graves como las que sufren a diario miles de personas en la provincia de León” para las que abogó por “una discriminación positiva a la hora de efectuar desde el Gobierno de España una declaración de zona catastrófica”, no solo por los efectos de la nieve en sus pueblos sino por tratarse de “ciudadanos especialmente vulnerables por edad y por sus problemas de salud o necesidad de asistencia”.