El Río Hortega detectará con un test anomalías cromosómicas en fetos como el síndrome de down

El hospital vallisoletano se convierte así en el primer centro sanitario de Castilla y León acreditado para esta prueba prenatal no invasiva

Hospital Río Hortega de Valladolid
Hospital Río Hortega de Valladolid

El Hospital Río Hortega de Valladolid podrá detectar a partir de ahora mediante un test no invasivo si un feto puede desarrollar anomalías cromosómicas como el síndrome de Down, de Edwards o de Patau. El centro sanitario vallisoletano es el primero de Castilla y León acreditado para llevar a cabo estas pruebas., según informa la entidad nacional de acreditación ENAC.

El método utilizado para hacer este ensayo es la secuenciación masiva (NGS), por el cual se realiza un estudio del ADN del feto que circula en la sangre materna, una técnica que permite disminuir el número de pruebas invasivas que se realizan sobre las gestantes, como la amniocentesis o la biopsia corial, con el riesgo de pérdida fetal que comportan estas técnicas.

El Hospital Río Hortega está acreditado conforme a los requisitos de la norma UNE EN ISO 15189, norma de referencia internacional para aportar confianza al profesional sanitario en que los resultados en los que va a basar sus decisiones han sido obtenidos en un laboratorio que cuenta con personal competente y utiliza métodos y procedimientos técnicamente válidos y controlados.

Ello realizado con la destreza y con los equipos e instalaciones requeridos, proporcionando el asesoramiento necesario en la elección de pruebas y en la interpretación del resultado, y elaborando informes claros, completos y exactos.

”Garantizar la competencia técnica en nuestro trabajo diario nos proporciona una gran seguridad tanto a nosotros como a los hospitales de la comunidad que nos envían sus muestras”, ha sostenido la doctora Rosa Lobo Valentín, jefe de Servicio en funciones de Análisis Clínicos del Hospital Universitario Río Hortega.

”Por un lado, existe una completa trazabilidad de las muestras desde la llegada a nuestro centro hasta la emisión del informe; y, además, está contemplada la forma de trabajar de la unidad de forma sistemática y rigurosa, adaptada siempre a nuestra forma de trabajar”, ha añadido.

Y “a nivel de formación de las personas que trabajan en la unidad, nos facilita la formación y la adquisición de nuevas habilidades. Pero, sin duda, lo mejor es la ilusión con la que ellos reciben los cambios y son parte activa de ellos”, ha concluido la doctora