Una guía digital permite recorrer las huellas de Delibes por el “llano palentino”

Se trata de una iniciativa conjunta de la Diputación y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua

Presentación de la guía didáctica "Delibes en el llano palentino"
Presentación de la guía didáctica "Delibes en el llano palentino"Dip. Palencia

El Instituto Castellano y León de la Lengua junto con la Diputación palentina han promovido la guía digital “Delibes en el llano palentino”. Un proyecto divulgativo que quiere rendir homenaje a Miguel Delibes en la conmemoración de su centenario a través de un recorrido por distintos enclaves de la provincia y que supone un retazo de aquellas excursiones que realizó en solitario o bien acompañado por su habitual cuadrilla de cazadores.

Las citas de novelas, diarios y artículos sirven de guía en este recorrido donde aparecen paisajes representativos de la provincia Tierra de Campos y El Cerrato. Un proyecto con textos de José Antonio Quirce, y que ha contado con la colaboración de Germán Delibes. Pescatas en las riberas del Arlanzón o el Pisuerga, relación con personajes como Listezas, un viejo cazador y hombre de campo de La Nava o el abad de Trapa.

La guía destaca igualmente el pensamiento moderno respecto a la época que tenía Delibes, que se concretaba en aspectos relacionados con la conservación de la vida silvestre. Un recorrido que nos encamina a Becerril del Carpio, Osorno, Fuentes de Nava, Quintana del Puente, Palencia, Venta de Baños, Abadía de San Isidro de Dueñas o Dueñas.

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, ha señalado que esta iniciativa supone un honor para la institución que preside a través de una “guía turística, educativa y cultural que se posiciona en los valores que Delibes quería transmitir con su obra”, como ha apuntado el gerente del Instituto. Luis González.

Sus diarios más conocidos como Las perdices del domingo, El último coto, Mis amigas las truchas, Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo o novelas como Las ratas, Los santos inocentes, El hereje, que permiten seguir sus palabras y salir a recorrer esas rutas que se extienden desde pocos kilómetros por encima de su Valladolid hasta las montañas del Norte.