Toda Castilla y León sigue en riesgo por fuertes vientos de hasta 90 kilómetros por hora

La Comunidad se encuentra en alerta amarilla

Diversas torres de luz tras ser derribadas por los fuertes vientos registrados en Piñiel de Arriba (Valladolid)
Diversas torres de luz tras ser derribadas por los fuertes vientos registrados en Piñiel de Arriba (Valladolid)paco santamariaEFE

Toda Castilla y León sigue en alerta este sábado por fuertes vientos de hasta 90 kilómetros por hora, y además la zona de la Cordillera Cantábrica de León tiene aviso por nevadas, y la de Burgos y el norte de esa provincia por deshielos, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El aviso es de nivel amarillo, el de menor riesgo, que no afecta a la seguridad de las personas pero sí a la hora de hacer alguna actividad concreta. Se esperan este sábado vientos con rachas máximas de entre 70 y 90 kilómetros por hora.

En general, el cielo estará cubierto este 23 de enero, con precipitaciones, débiles en general en la meseta, que serán más intensas y frecuentes en zonas de montaña, y que pueden ser localmente persistentes en los extremos noroeste y suroeste y en el sistema Ibérico.

La cota de la nieve se situará entre los 1.000 ó 1.200 metros, subiendo a 1.600/1.800 metros, para descender de nuevo al final del día en el norte a 1.000 ó 1.200 metros. Las temperaturas mínimas se anuncian sin cambios y máximas en ligero ascenso sólo en el oeste.

Habrá heladas débiles en zonas altas. Vientos del suroeste, con intervalos fuertes y con rachas muy fuertes. En las capitales de provincia, las mínimas estarán entre el grado bajo cero de Ávila y Soria, con cuatro en Valladolid y Zamora, con máximas entre los 11 grados de las capitales abulense, salmantina, segoviana y zamorana y los 8 de la burgalesa, leonesa y soriana.

Algunos municipios de la Comunidad figuran entre los diez con rachas de viento más fuertes en lo que va de sábado, con 98 kilómetros por hora en Autilla del Pino, en Palencia, y 85 kilómetros por hora en Muñotello, en Ávila, en una clasificación que encabeza La Pobla de Benifassá-Fredes, en Castellón, con 107 por hora.