Coronavirus

Banco Santander: gran aliado de las empresas de Castilla y León en el exterior

La entidad apoya el negocio internacional de las compañías con más de 700 millones de euros de financiación

Una sucursal de un Banco Santander
Una sucursal de un Banco Santander

Banco Santander se ha convertido en uno de los mejores aliados que tienen las empresas de Castilla y León en el exterior. De hecho, durante el pasado año, la entidad financiera que lidera Ana Botín financió con 730 millones de euros el negocio internacional de las empresas castellanas y leonesas. Un apoyo, que en el total de España alcanzó los 20.000 millones, y que se llevó a cabo, en gran medida, mediante los anticipos de exportación, la financiación de las importaciones, los avales y los créditos documentarios.

Además, el banco potenció las capacidades digitales de las empresas con servicios, como el seguimiento de pagos y cobros internacionales o los avales digitales.

En este sentido, Santander lanzó el pasado año el primer servicio de avales digitales de la banca española destinado a aquellas empresas que, dispongan o no de una línea de avales, necesiten esta garantía en su operativa de negocio nacional o internacional. Los clientes pueden beneficiarse así de un proceso 100 por ciento digital, en los más de 45.000 avales que el banco concede anualmente en España.

De la misma forma, en 2020, Santander estrenó un servicio de seguimiento de pagos y cobros internacionales, destinado a empresas, que le convierte en la primera entidad en ofrecer este servicio completo en España. Santander avanza así en su plan digital transaccional, con el objetivo de “apoyar a todas las empresas en la gestión de sus negocios, especialmente en tiempos de COVID”.

Más versatilidad y agilidad

Otra de las apuestas del banco por el negocio internacional fue el lanzamiento de la contratación digital de divisas. Este nuevo servicio ofrece a las empresas “autonomía, versatilidad y agilidad” para gestionar sus operaciones de divisa, de manera que su experiencia se adapte a sus necesidades, según informan fuentes del banco.

Santander completa así su oferta de capacidades digitales para ayudar a las pymes en su proceso internacional, que ya contaba con la posibilidad de realizar online la emisión de transferencias internacionales, financiación de importación, anticipo de facturas y la emisión de créditos documentarios.

Cabe destacar que la contratación digital del negocio internacional se incrementó un diez por ciento en 2020. El impulso del negocio internacional por parte del banco se basa en diversas iniciativas, como Santander Trade, la plataforma digital que facilita la conexión con más de 16.000 empresas de distintos países para que establezcan relaciones comerciales entre ellas y ofrece, además, una amplia información que permite a las pymes identificar su potencial en el exterior.

De la misma forma, International Desk es el servicio que da sentido a la conectividad internacional ayudando a las pymes a establecerse e invertir en otro país. Además, en los países donde Santander tiene un banco comercial, ofrece una atención personalizada y multilingüe, tratando a la empresa en el país de acogida como un cliente conocido desde el inicio, con acceso a la oferta completa de productos especializados para pymes de Santander.

Desde 2011, fecha de creación de International Desk, Santander ha apoyado a más de 5.000 clientes para dar el salto al exterior, así como el establecimiento de más de 2.200 empresas extranjeras en España. Este refuerzo a la internacionalización de la empresa española se basa tanto en la experiencia de Santander como en su presencia relevante en diez mercados clave de Europa y América, más de 11.000 oficinas en todo el mundo y más de 1.300 bancos corresponsales que ofrecen cobertura a los clientes en más de 150 países.

En paralelo, Santander ha creado recientemente PagoNxt, una nueva compañía autónoma para integrar sus negocios de pagos más disruptivos y competir con plataformas digitales y globales de pagos. En este sentido, se ha puesto a disposición de las pymes la primera funcionalidad que ayuda a trazar cobros y pagos internacionales, con el objetivo de proporcionar una mayor transparencia en el contexto del comercio internacional.