Soria reivindica a Antonio Machado como héroe de la Democracia

La ciudad honra al poeta cuando se cumple el 82 aniversario de su muerte, en un acto al que asiste la consejera Rocío Lucas

El presidente de la Fundación Antonio Machado, Manuel Núñez Encabo; el director del Instituto Antonio Machado; la consejera de Educación, Rocío Lucas y el subdelegado, Miguel Latorre, durante el acto de homenaje
El presidente de la Fundación Antonio Machado, Manuel Núñez Encabo; el director del Instituto Antonio Machado; la consejera de Educación, Rocío Lucas y el subdelegado, Miguel Latorre, durante el acto de homenajeConcha Ortega/Ical

Como cada 20 de febrero, la ciudad de Soria volvió a homenajear y recordar la figura de Antonio Machado. Un acto llevado a cabo por la Fundación Española que lleva su nombre, y que contó en esta ocasión con la presencia de la consejera de Educación, Rocío Lucas, y que se celebró a las puertas de «su» instituto , donde impartiera clases de francés entre 1907 y 1912.

Una celebración reivindicativa que sirvió para recalcar la figura del literato andaluz como «héroe nacional de la Democracia» y defensor de la naturaleza. Algo que ha solicitado el presidente de la institución, Manuel Núñez Encano, quien también ha pedido al Ayuntamiento de la ciudad, la instalación de una gran escultura en la céntrica plaza Mariano Granados dedicada al poeta universal. También se ha convocado el IV Premio Nacional Antonio Machado de educación en la protección y desarrollo de la naturaleza y el medio ambiente, promovido por la Junta.

En este sentido, la la consejera Rocío Lucas, mostró el compromiso de su departamento por apoyar el VI Premio Nacional Antonio Machado. y significó que fue el autor, el que a través de sus versos, creó conciencia de la belleza del paisaje que rodea a Soria. «Un paisaje que siempre estuvo aquí pero que necesitó de la aguda percepción y del verbo preciso del poeta para dibujarse en nuestra imaginación y en la de cualquier lector con todo su cromatismo», expresó.

Lucas, que intercaló en su discurso versos del poeta, significó que es Soria una tierra de poetas, tal y como demostraron Bécquer, Gerardo Diego, Machado y muchos otros, y señaló que es su sencillez innata, la clave para evocarla. «Quizás anide en la sencillez de Soria el secreto de su magia», destacó.

Asimismo, reivindicó la figura del poeta andaluz como «enamorado del paisaje de Soria», y aseguró que su poesía tiene un poder descriptivo y una llamada a la conciencia de preservarla. «Hay en sus versos la misma verdad que habita en nuestros paisajes, una verdad natural y sencilla que debemos enseñar y aprender», alentó.

Es por ello, que apostó por trasladar a las generaciones venideras las enseñanzas de Machado con respecto a la protección del medio ambiente, ya que «la naturaleza, no es solo un medio, sino un fin a a preservar y mejorar, en la medida de lo posible, para los que vendrán después”.

Tras los discursos se depositaron ramos de flores en el busto del poeta en la plaza del Vergel.