El PP desaloja al PSOE de la alcaldía de Zaratán

Roberto Migallón se hace con el bastón de mando en una sesión tranquila que empañó al final el edil de Toma la Palabra lanzando macarrones al nuevo alcalde tras consumarse la moción de censura

El popular Roberto Migallón, nuevo alcalde de Zaratán (Valladolid)
El popular Roberto Migallón, nuevo alcalde de Zaratán (Valladolid)IcalIcal

El PP se hace con la alcaldía de Zaratán, en el alfoz de Valladolid, uno de los municipios más importantes de la provincia, tras desalojar al PSOE mediante una moción de censura que se ha consumado este lunes. Y lo ha hecho en una sesión plenaria tranquila, en la que no ha habido que lamentar incidentes, con numerosos vecinos en las calles siguiendo con incertidumbre el desarrollo del pleno, pero que ha finalizado con un lanzamiento de macarrones a Roberto Migallón nada más coger el bastón de mando por parte del concejal de Toma la Palabra Félix Rodríguez, al que al parecer no le ha sentado nada bien la moción de censura.

El joven dirigente popular se ha convertido en el nuevo alcalde Zaratán gracias a los votos de los cuatro concejales de su partido, de los dos de Ciudadanos, el de Cristina Aguilar, concejal de Vox que fue expulsada la semana pasada por manifestar su apoyo a la iniciativa sin contar con la opinión del partido, y, finalmente, el de Antonio Fraile, concejal que se encuentra en el grupo de no adscritos pero que se presentó por el PSOE a las elecciones de 2019.

Momento de las votaciones en la moción de censura de Zaratán
Momento de las votaciones en la moción de censura de ZaratánRubén CachoIcal

El joven dirigente popular, que ya había denunciado en varias ocasiones la opacidad de la ya ex alcaldesa, la socialista Alejandra Fernández, en la gestión del ayuntamiento o su actitud para con la oposición negándose a responder a las preguntas que en los plenos los populares la hacían, como por ejemplo con las obras de reparación de la tubería de abastecimiento en una comunidad de vecinos privada en la que vive la socialista, asegura a LA RAZÓN que su primer objetivo será aprobar los presupuestos municipales de este año.

Algo que, según avanza a este periódico, pretende tener listos cuanto antes, si es posible incluso esta semana, para poder aprobarlos en marzo.

Vecinos de Zaratán siguen desde la calle la evolución de la moción de censura
Vecinos de Zaratán siguen desde la calle la evolución de la moción de censuraRiubén CachoIcal

Asimismo, Migallón asegura que ya está manos a la obra para confeccionar el nuevo equipo municipal que conformará junto a los dos concejales de Ciudadanos, ya que la ex edil de Voz no formará parte del Gobierno municipal, aunque el nuevo alcalde asegura que las relaciones y el trato con esta concejal es bueno, por lo que confía en dar estabilidad al municipio y en que se puedan sacar adelante todas las iniciativas posibles en beneficio de los habitantes de Zaratán.

“Este es nuestro objetivo, dar estabilidad a la localidad que no tenía con la ex alcaldesa socialista”, señala Migallón, quien afirma también a este periódico que van a trabajar duro para justificar la moción de censura y para que los vecinos vean que la decisión es buena para ellos y para el municipio.

El ya alcalde de Zaratán cree que en estas primeras semanas pueda haber más tensión debido a la moción, especialmente por parte del concejal de Toma la Palabra, dice, pero confía en que poco a poco esta se vaya difuminando con el tiempo y con la gestión de PP y Ciudadanos, que son los que conformarán el nuevo equipo de Gobierno.

La ex alcaldesa del PSOE de Zaratán, Alejandra Fernández, recibe el apoyo de los suyos a la salida de la moción
La ex alcaldesa del PSOE de Zaratán, Alejandra Fernández, recibe el apoyo de los suyos a la salida de la mociónRubén CachoIcal

“Qué cuernos más grandes tengo”

La ya ex alcaldesa del PSOE, por su parte, aprovechaba su intervención en el pleno de la moción para criticar a los concejales del Partido Popular por “haberse saltado el pacto contra el transfuguismo”, para atacar a la concejal Cristina Aguilar, de quien dijo que Vox “ha sido muy inteligente expulsándola” y para acusar de traición a los ediles de Ciudadanos, ex socios de Gobierno antes de la moción.

“Pero qué cuernos más grandes tengo”, decía Alejandra Fernández, mientras aseguraba que no era el momento de llevar a cabo esta moción de censura, en plena pandemia, puesto que, en su opinión, “ahora tendríamos que estar unidos todos, trabajando por y para el pueblo, y no mirando los intereses propios”.