Ponferrada ya cuenta con un Presupuesto que incrementa en un 20% el gasto social

PSOE, Podemos y Coalición del Bierzo sacan adelante las Cuentas con el apoyo del Partido Regionalista (PRB)

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón (I), junto al portavoz del grupo Popular, Marco Morala (D), durante el pleno de presupuestos en el Ayuntamiento de Ponferrada
El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón (I), junto al portavoz del grupo Popular, Marco Morala (D), durante el pleno de presupuestos en el Ayuntamiento de PonferradaCésar Sánchez/Ical

Luz verde al Presupuesto para la ciudad de Ponferrada gracias a los votos del tripartito que gobierna, PSOE, Podemos y Coalición por el Bierzo, que sumó el apoyó de los dos ediles del Partido Regionalista del Bierzo (PRB). En total 62,5 millones de euros, y con una apuesta por el gasto social, con un incremento del 20 por ciento, con el fin de hacer frente a la situación marcada por la pandemia.

El alcalde de la ciudad, Olegario Ramón, desgranaba las líneas generales de estas Cuentas, donde citó como objetivos primordiales el “control del gasto público” y la “eficiencia en la gestión municipal”, sin olvidar las ayudas a sectores muy castigados como el comercio y la hostelería. Un montante económico con el fin de impulsar la protección social y la reactivación económica de la mano del aumento en las inversiones y por el desarrollo de un modelo turístico innovador.

El portavoz del PP, Marco Morala, destacaba en su intervención que “estos no son los presupuestos que necesitan Ponferrada” al “encontrarse ancladas al pasado” y no afrontar los desafíos originado s por la crisis sanitaria. “Son insuficientes y cicateros en el gasto social”, así como “injustos” en lo relativo a un esfuerzo fiscal que calificó de “insostenible”.

Mientras, la portavoz de Ciudadanos, Ruth Morales, lamentaba que las cuentas carezcan de “sensibilidad” respecto a los sectores económicos más afectados por la pandemia, como la rebaja en IBI o en la tasa de recogida de basuras, así como en la moratoria de tributos locales para las empresas de nueva creación.

En nombre de USE Bierzo, Samuel Folgueral, lamentaba la “escasa altura” de unas cuentas que a su juicio no abordan la “situación extrema” que vive la ciudad. El exalcalde reclamó una “apuesta valiente por la modernidad” y lamentó que el equipo de Gobierno iniciase las negociaciones “tarde, mal y nunca”.

Por su parte, la portavoz de Podemos, Lorena González, se mostraba crítica con las negociaciones que han alumbrado el proyecto. “Tanto las formas como el fondo podrían haber sido mejores” y reclamó más debate, diálogo y acuerdo al grupo mayoritario. “Son unos presupuestos muy mejorables”, ha apuntado.

Desde CB, Iván Alonso, valoraba que el presupuesto incluya ayudas a sectores económicos como el comercio de proximidad y la hostelería local, y reprochó a la Junta que su bagaje se reduzca a poner en marcha una de las 60 Áreas de regeneración Urbana (ARU) llevadas a cabo en la Comunidad.

Por último, entre los apoyos al proyecto de presupuestos sorprendió el voto favorable del PRB, cuyo portavoz, Tarsicio Carballo, apeló a la “responsabilidad” para justificar su posición. “Esto no va a ser un cheque en blanco”, advirtió el líder regionalista, que avanzó que vigilará el cumplimiento de los compromisos del equipo de Gobierno para incluir en los remanentes propuestas como la mejora de la iluminación del Castillo de los Templarios y de los pasos de peatones o la eliminación de los pozos negros. “Lo que pedimos son cosas lógicas para el bienestar de la ciudad, no es nada del otro mundo”, apuntó Carballo.