Economía verde para reactivar Valladolid

El Ayuntamiento probará un camión eléctrico de recogida de residuos para posibles futuras inversiones

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, presentan los nuevos autobuses que se incorporan a la flota de Auvasa.
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, presentan los nuevos autobuses que se incorporan a la flota de Auvasa.Miriam Chacón/Ical

“Valladolid no estará a la zaga” a la hora de captar fondos europeos, y para ello concurrirá a todas las convocatorias abiertas para captar fondos en materias como o vivienda, cuidados a las personas mayores, descarbonización de la flota de autobuses y economía circular”.

Son palabras del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien destacaba que el Ayuntamiento desarrolla proyecto por valor de más de 400 millones de euros, y agregó que continuará con su tarea de poner en marcha nuevos proyectos relacionados con la economía verde con la captación de fondos de la Unión Europea.

El primer edil vallisoletano se expresaba así después de anunciar que el Ayuntamiento probará un nuevo camión eléctrico de recogida de residuos presentado por la empresa Irizar. El vehículo tiene una capacidad de ocho toneladas y no genera ruido ni emisiones.

El Consistorio está interesado en valorar las ventajas de este tipo de vehículos para poder tenerlo en cuenta en inversiones futuras si con la adquisición de los mismos se reducen las emisiones de CO2 en más de un 50 por ciento, siendo también muy importante la bajada de la contaminación acústica.

Un camión eléctrico, con emisiones cero de CO2, silencioso y por tanto apropiado para la recogida de residuos sólidos durante la noche y madrugada.

Este es el vehículo que la empresa Irizar, en colaboración con la empresa FCC, presentó hoy en Valladolid. En concreto, se trata del  modelo IE TRUCK, cien por cien eléctrico,  con extensor de rango (GNC para traslados a Planta de Tratamiento) .

El camión recolector tiene una capacidad de carga de unas ocho toneladas, lo que hace que se ajuste a las necesidades existentes para realizar una ruta de recogida, haciendo dos viajes a la planta de tratamiento. Uno de los problemas existentes hasta ahora para este tipo de vehículos era el de la autonomía y  con el sistema que ha desarrollado la empresa Irizar en colaboración con la empresa FCC, estos camiones pueden realizar dos turnos de trabajo con una hora de recarga entre turno y turno.

Otra de las ventajas de estos equipos es que se abarata el coste de mantenimiento y de explotación, aunque la inversión inicial para su adquisición es mayor que un vehículo convencional.

Uno de los aspectos importantes que desarrolla este vehículo es la ergonomía para los operarios y la accesibilidad al habitáculo. Se mejora también la seguridad con respecto a los camiones convencionales ya que desde el puesto del conductor hay una gran panorámica de las zonas de trabajo y de todos los equipos de abordo.